¿Habrá futuro con calidad así como vamos?

Por Carlos Padilla Massieu, 16 de junio de 2011

¿Habrá Futuro con Calidad así como vamos?
Definitivamente así como vamos, ¡no!
Se siguen permitiendo construcciones y urbanizaciones inadecuadas, sin áreas verdes, estacionamientos y vialidades adecuadas para la gente, privilegiando al automóvil, saturando las ciudades y haciéndolas unas esclavas de tecnología que cada vez consume más energía no renovable y sabiendo que cada vez va a ser más escasa. Con la agravante de seguir drenando contaminantes, basura y aguas negras conectados a los ríos, lagos y mar en vez de hacer tratamientos biológicos, ya sea en casa o en fraccionamientos, para la reutilización de las aguas en el lugar donde se generan estos contaminantes.

Se sigue facilitando la producción, sin cargar los costos ambientales a los transformadores de energía no renovable, en vez de facilitar a los transformadores de energía renovable, la producción y venta de tecnología adecuada para su uso menos contaminante.

Se sigue haciendo basura sin la responsabilidad de las autoridades y el pueblo de comprometerse a reducir la producción de basura, puesto que hemos comprobado que se puede hacerlo hasta en un 90%, ignorando ambos que son recursos naturales que perdemos y que su degradación no controlada contamina el medio ambiente.

Se sigue desforestando sin la obligación de los que transforman el árbol en madera y celulosa de sembrar y cuidar lo que cortan y transforman.

Se sigue prohibiendo el cultivo de la droga natural ignorando sus cualidades y las consecuencias de su penalización, y dando lugar a la fabricación de las drogas sintéticas que son más peligrosas para la salud y la naturaleza.

Se sigue manteniendo, con el dinero del pueblo que es producto de su esfuerzo, a los partidos políticos, en vez de obligar a que la gente que pertenece a los partidos que trabaje en algo útil y que con su trabajo ejemplar hagan política y así ahorran estos recursos que son tan necesarios para restaurar el medio ambiente y así producir trabajo sustentable.

Y lo que es peor, se sigue creyendo por la mayoría de los ciudadanos que un nuevo candidato, partido, líder o presidente le va a resolver sus problemas y necesidades y esto es imposible porque no existe la persona con la capacidad para resolver la ignorancia, la mala educación de un pueblo que todo el tiempo se la pasa pidiendo, exigiendo y esperando que lo eduquen.

Se sigue gastando enormes cantidades para celebrar la independencia, “héroes”, ciudadanos famosos, etc., etc

Se sigue controlando cobrando cada vez más impuestos. El intercambio de esfuerzos de la ciudadanía.

Se sigue teniendo empresas estatales sin cargar los costos ambientales, pueden ser ineficientes y subsidiadas.

Se sigue duplicando el cuidado al medio ambiente quitando la responsabilidad que deben tener los municipios y dificultando su aplicación.

Se sigue industrializando al país sin un análisis, si hay necesidad, que tipo de industria o comercio, en qué lugar y quien lo tiene que hacer.

Se sigue escolarizando a las personas para una cultura totalmente burocratizada y dirigida a consumir riqueza, en vez de producirla y renovarla.

Se sigue gastando en investigaciones y en hacer libros sin saber que hay muy buenos libros e investigaciones suficientes para mejorar la calidad de vida a los ciudadanos respetando el medio ambiente

En fin tenemos que estar conscientes que si continuamos con esta forma de vida, se tendrían consecuencias terribles para toda la naturaleza, incluyendo a nuestros descendientes. Y también estar conscientes que tenemos la gran oportunidad en el presente que está en nuestras manos, el decidir si habrá o no futuro, al menos uno que valga la pena vivir.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta