Frutos Secos, Cargados de Grasas Saludables, Podrían Ayudarlo a Vivir Más Tiempo

Por Dr. Mercola, 2 de diciembre de 2013

Muchas personas evitan innecesariamente las nueces crudas de su alimentación, creyendo que su contenido de grasa contribuye al aumento de peso. Pero las investigaciones sugieren cada vez más que los frutos secos como las nueces pecanas y las de macadamia en realidad le pueden ayudar a vivir más tiempo y además ayudarle a perder peso.

Esto no es tan sorprendente considerando el hecho de que los frutos secos son ricos en grasas saludables, que, a diferencia de la creencia popular, su cuerpo las necesita para un funcionamiento óptimo. Además, para optimizar su salud, peso y longevidad, tendrá que cambiar su cuerpo del modo de quema de azúcar al modo de quema de grasa. Una de las maneras más sencillas y eficaces de hacerlo es mediante la introducción del ayuno intermitente.

Para que su cuerpo comience a quemar grasa como su principal combustible en lugar de azúcar, sería útil intercambiar los carbohidratos no vegetales, como el azúcar y los granos en su alimentación con grasas saludables de alta calidad. Las nueces crudas son una fuente de este tipo de grasas.

Un Estudio Descubre Que el Consumo de Frutos Secos Está Vinculado con la Longevidad

Un reciente estudio publicado en NEJM fue un estudio a gran escala de 30 años de duración realizado en Harvard.1, 2, 3, 4 Encontró que las personas que comían regularmente un pequeño puñado de frutos secos al menos siete veces por semana tuvieron una probabilidad del 20 por ciento menos de morir por cualquier causa, en comparación con los que evitaron los frutos secos de su alimentación.

También tendían a comer más frutas y vegetales, y eran más delgados que sus contrapartes que consumían frutos secos. Las personas que consumieron frutos secos fueron más propensas a hacer ejercicio y tomar suplementos alimenticios. Según informó Washington Post:5

 «Incluso las personas que consumían frutos secos menos de una vez a la semana tuvieron una reducción del siete por ciento de riesgo. El consumo de frutos secos al menos cinco veces a la semana representó una disminución del 29 por ciento en el riesgo de mortalidad por enfermedades del corazón, un disminución del 24 por ciento de las enfermedades respiratorias y una caída del 11 por ciento en el cáncer”.