Fomentar producción nacional libre de transgénicos para erradicar malnutrición: expertos

Por Matilde Pérez, La Jornada, 6 de junio de 2013

Debe impulsarse la agricultura campesina y dejar de favorecer a trasnacionales y monopolios, ya que esto último ha provocado la mala alimentación de los mexicanos, destacaron

Cerrar las puertas a las trasnacionales y fomentar la producción nacional de alimentos sanos, nutritivos y libres de transgénicos, propusieron dirigentes campesinos y académicos de la Universidad Autónoma de Chapingo, en respuesta a la alerta que lanzó, en Roma, Italia, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para erradicar la mal nutrición generada por carencias alimentarias y obesidad.

José Narro Céspedes, de la Coordinadora Nacional del Plan de Ayala, dijo que el Estado debe asumir una política que impulse la agricultura campesina y dejar de favorecer a los grandes monopolios como Maseca, Cargill, Bimbo, Sukarne, Lala, entre otras. «La producción de alimentos se ha dejado en manos de los monopolios».

El alza inmoderada de los alimentos y de las importaciones ha provocado la mala alimentación de la población; el sector rural es el más castigado, pues siguen perdiendo valor adquisitivo por el aumento de los insumos para la producción y los bajos precios de sus productos.

Luis Gómez Garay, dirigente de la Unión General Obrera Campesina y Popular, demandó al gobierno frene el incremento de los precios de los alimentos y la especulación.

La falta de dinamismo en el campo, agregó el dirigente, afecta a 35 millones de personas por la caída del mercado interno y las importaciones de alimentos, así como por el aumento de 31 por ciento de la canasta básica en el ámbito rural y de 29 por ciento en el resto del país.

Patricia Muñoz, académica de la Universidad Autónoma de Chapingo, sostuvo que las trasnacionales no proporcionan alimentos sanos y nutritivos a la población, su interés son las ganancias económicas y no la salud de los mexicanos.

Advirtió que las empresas que presionan para que se siembren transgénicos engañan con sus campañas en las que afirman que no dañan la salud humana.

Las comunidades campesinas, destacó, deben ser apoyadas para que sigan produciendo alimentos sanos y nutritivos y no sean arrolladas por los monopolios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta