Este tratamiento podría aliviar el cáncer sin quimioterapia, sin embargo está prohibido

nino enfermo, sick childPor el Dr. Mercola

Si su hijo fuera diagnosticado con una forma muy rara y peligrosa de cáncer de cerebro, ¿qué haría?

¿A dónde acudiría?

Este fue el caso que Rick Schiff, un sargento de policía del Departamento de Policía de San Francisco, y su familia enfrentaron en 1994.

Si pequeña hija de cuatro años, una gemela, tenía un tumor cerebral creciendo en el ventrículo izquierdo de su cerebro que le estaba causando efectos neurológicos repentinos.

El pronóstico de este particular tumor fue que se extendería rápidamente y la mataría en cuestión de semanas.

Por lo que hicieron lo que la mayoría de las personas considerarían el siguiente paso más lógico- consultaron a un oncólogo y prosiguieron con el tratamiento recomendado, que por lo general, incluye una tóxica combinación de quimioterapia, radiación y cirugías, no tanto para curarla sino para extender su vida lo más que se pudiera.

En una entrevista, Rick explica el resto de la desgarradora historia, que desafortunadamente tiene un final trágico y lo pudo haberse evitado si los tratamientos naturales para combatir el cáncer fueran reconocidos y aceptados en los Estados Unidos.

Primero, el Tratamiento Contra el Cáncer Convencional Envenena a la Niña

Como la mayoría de los padres bien intencionados, Rick y su esposa decidieron seguir las recomendaciones del oncólogo con el protocolo del tratamiento. Primero vino la cirugía, que al principio tuvo resultados positivos pero debido a la gravedad del cáncer, su extensión era inminente. Como dijo Rick:

“…literalmente en cuestión de semanas regresamos a donde empezamos. Al final (los doctores) nos convencieron de hacerle simultáneamente quimioterapia y radiación…Continuamos con el tratamiento. Comenzó el tratamiento en su cumpleaños número cuatro. Después de seis meses, habíamos terminado con toda la quimioterapia y radiación que podía dársele.”

Ella termino viviendo pocas semanas más de lo que se esperaba en un principio, pero después de seis meses el cáncer regresó. Rick continuó:

“Su cabello se había quemado tanto que jamás volvió a crecer. Literalmente, para hacer una mejor descripción, quedó como Golum en el Hobbit. Era una pequeña niña infeliz, demacrada, incapaz de procesar nutrientes, tenía herpes, había sufrido demasiado. Nosotros teníamos que utilizar guantes de goma para cambiarle el pañal porque sus orines eran sumamente tóxicos debido a la quimioterapia. El problema es que pasamos seis meses por todo eso y después me detuve y dije, “Bien, ¿ahora qué hacemos?” ellos me dijeron, “ella muere”.

Fue hasta ese momento que Rick se dio cuenta de que había cometido un “terrible error.”

“En ese momento me encontraba en la misma situación en la que me encontré seis meses atrás, mi hija estaba sufriendo. Ella había sufrido muchísimo en las manos no sólo de los doctores sino también en las mías, y ¿para qué?” dijo.

Entonces, Rick encontró otra opción de la que no se había dado cuenta antes. En un libro que le regalaron unos amigos unos meses antes, un capítulo sobre el Dr. Stanislaw Burzynski, quien emplea terapias con genes nuevos en el tratamiento contra el cáncer, llamó mucho su atención. Habló directamente con el Dr. Burzynski y después con muchos de sus pacientes.

“Por extraño que parezca, cada uno de ellos dijo que el Dr. Burzynski era muy bueno. El tratamiento estaba funcionando fantásticamente. Esto es un gran contraste con lo que nuestro oncólogo nos había dicho. Todos nos dijeron que no fuéramos pero fuimos de todas formas.”

El Cáncer Desapareció Utilizando el Tratamiento “Prohibido” del Dr. Burzynski

El Dr. Stanislaw Burzynski es conocido por el desarrollo del tratamiento que utiliza genes específicos en combinación con péptidos que combaten el cáncer, él desarrolló los llamados antineoplastones para combatir tipos de cáncer específicos junto con el uso de medicamentos contra el cáncer convencionales y estrategias naturales, que incluyen dietas personalizadas y ejercicio.

Entrevisté al Dr. Burzynkski y hablamos sobre su tratamiento contra el cáncer, también revisamos su reciente documental llamado Burzynski, The Movie.

Realmente deja boquiabierto, ya que el gobierno federal de los Estados Unidos no sólo paso 14 años reprimiendo activamente los tratamientos contra el cáncer que tenía una tasa de éxito MUCHO mayor que cualquier otro tratamiento disponible, sino que también gastaron más de $60 millones de dólares de los impuestos tratando de meter al Dr. Burzynski en la cárcel con el fin de robarle sus patentes y suprimir y sacar provecho de su descubrimiento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario