¿Es reversible el cambio climático? ¿El cultivo con Agricultura Regenerativa Puede Resolver la Crisis Climática?

Por Greg Reitman, Huffington Post, 20 de noviembre de2014

Cómo lidiar con nuestro problema de carbono en vista del cambio climático fue la gran pregunta en boca de todos el lunes 22 de septiembre en el Instituto Rodale.

Escuchamos de parte de ponentes expertos, tales como la Dra. Vandana Shiva; Ronnie Cummins de la Asociación de Consumidores Orgánicos; Mark Smallwood, el director del Instituto Rodale; Andre Leu de IFOAM; el Dr. Richard Teague de la Universidad de Texas A&M; y Tom Newmark, Co-fundador de Carbono bajo tierra.

Los científicos y líderes mundiales de la reforma agraria se reunieron para discutir cómo revertir el cambio climático al regresar al CO2 atmosférico en exceso al suelo, donde, como carbono del suelo, puede mejorar la producción de alimentos, ayudar en la resistencia a los climas extremos y manejo del agua. Y sí, de hecho, quitar rápidamente los excesos dañinos de CO2 que amenazan a la humanidad.

Tom Newmark lideró la presentación con una analogía: imagina a un paciente con obesidad mórbida yendo con un doctor. Pesando 400 libras, el paciente lucha a diario y teme por el futuro. El doctor hace un diagnóstico obvio: tiene sobrepeso severo, le dice al paciente. ¡Necesita empezar una dieta! Así que el doctor receta una dieta que evitará que el paciente suba de  peso, pero lo mantendrá en 400 libras. El paciente está escandalizado, pero eso es todo lo que el doctor puede ofrecerle. Sólo que no suba de peso.

Y ahí es donde reside la mayoría de la discusión sobre el cambio climático: en el punto escandaloso en el cual el paciente – la Madre Tierra – está a 400 partes de CO2 por millón y todos los “doctores” ambientales hablan sobre dietas desesperadas y extremas para intentar evitar que el planeta vaya mucho más arriba de 400. Virtualmente no hay discusión de cómo quitar el CO2 de la atmósfera – cómo hacer que el paciente regrese a un estado de salud real.

Continuamos dependiendo de los combustibles industrializados como el aceite, carbón y gas a un ritmo que ya no es factible. El mundo del agro-negocio es cada vez más industrial, y sumado a la práctica agrícola contribuye directamente hasta a un 30 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, más que los sectores de transporte y de servicios públicos.

Continuamos haciendo negocios de la misma manera mientras somos testigos de una realidad climática devastadora con más huracanes, tornados, incendios, etc. ¿ por qué no estamos en una dieta para disminuir de  peso?

Como todos sabemos, el CO2 es una parte natural de la vida en la Tierra. Estamos hechos de carbono. Evidentemente el problema se ha venido perfilando desde la Edad Industrial: hemos emitido cantidades exorbitantes y altamente peligrosas en nuestra atmósfera. De acuerdo a los estudios, el nivel máximo aceptable de CO2 en la atmósfera apropiado para mantener los sistemas naturales críticos para la civilización humana son 350 PPM o Partes Por Millón. Ahora estamos en 400 PPM y sigue aumentando, lo que significa que no sólo necesitamos reducir nuestras emisiones actuales sino también bajarlas o regresar lo que ya está en la atmósfera. Lo que es más sorprendente, si todas las emisiones terminaran hoy, se estima que necesitaríamos bajar de 100 a 200 miles de millones de toneladas para regresar a un nivel debajo de 350 PPM.

Y se necesitarían cientos o miles de años para regresar a la normalidad, aún si todas las emisiones de combustible fósil terminaran mágicamente.

El rol de regresar al CO2 en la agricultura.

Así que la GRAN PREGUNTA es : ¿Cómo se capturará el CO2 que está en la atmósfer? La Dr. Christine Jones, una de las científicas líderes en el ciclo del carbono, describe el “camino del carbono líquido” —  un proceso donde las plantas absorben el CO2 del aire, lo descomponen por medio de la fotosíntesis en carbono y oxígeno, y después combinan el carbono con el hidrógeno proveniente del agua para crear azúcares, de ahí “carbono líquido.” Este carbono líquido fluye a través de las raíces al suelo donde es almacenado y capaz de ser reutilizado por la naturaleza. El oxígeno, como lo conocemos, se libera para que respiremos, otro ejemplo de la naturaleza en su estado de equilibrio.