El Resveratrol Mejora El Sistema Inmunológico

Por: El Dr. Mercola. INFORMACIÓN VERIFICADA.

HISTORIA EN BREVE

  • Los estudios en roedores sobre el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS, por sus siglas en inglés) sugieren que el resveratrol puede ayudar a estimular el sistema inmunológico
  • Se ha establecido que el resveratrol es cardioprotector y ofrece propiedades antioxidantes, antienvejecimiento y quimiopreventivas
  • Se ha explorado el uso del resveratrol en la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, los derrames cerebrales, la demencia vascular, la depresión y la inflamación cerebral
  • Las propiedades inmunológicas del resveratrol podrían implicarse para el uso de la obesidad, diabetes mellitus tipo 2, enfermedad del hígado graso, enfermedad de Crohn, artritis reumatoide y el cáncer
  • El resveratrol ha demostrado prevenir la progresión de melanoma, cáncer de mama y metástasis pulmonar en animales

El resveratrol, es un fitonutriente que se encuentra naturalmente en las uvas, el vino, cacahuate, cacao y muchas especies de bayas, incluyendo la mora azul, mirtilo, arándano y arándanos rojos, además proporciona muchos beneficios.

Los estudios demuestran que el resveratrol tiene propiedades antiinflamatorias, cardioprotectoras y antioxidantes. propiedades antienvejecimiento y quimiopreventivas. Su uso se ha explorado en la enfermedad de Alzheimer, incluyendo la acumulación de placa en el Alzheimer, enfermedad de Parkinson y derrames cerebrales, demencia vascular, depresión e inflamación cerebral.

Se ha estudiado el uso del resveratrol en la mejora del aprendizaje, el estado de ánimo y la memoria. Se ha encontrado que tiene efectos positivos sobre el estrés ambiental, incluyendo ataques patógenos, infecciones fúngicas, irradiación UV y en lesiones, además ayuda a mejorar los niveles elevados de azúcar en la sangre en las personas con diabetes mellitus tipo 2.

Ahora los estudios revelan que el resveratrol también puede mejorar el sistema inmunológico. Según una investigación publicada en la revista Nutrients, las acciones inmunomoduladoras e inmunorreguladoras del resveratrol pueden ayudar en el tratamiento de enfermedades crónicas como la obesidad, la enfermedad del hígado graso, la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide y el cáncer.

Propiedades inmunoestimulantes del resveratrol

El resveratrol previene enfermedades crónicas o su progresión a través de varias funciones inmunológicas, según una investigación en la revista Nutrients:

«El resveratrol regula el sistema inmunológico al interferir con la regulación de las células inmunes, la síntesis de citocinas proinflamatorias y la expresión génica, ya que se dirige a la sirtuina, monofosfato de adenosina activado por la proteína quinasa, el factor nuclear κB, las citocinas inflamatorias, las enzimas antioxidantes junto con la gluconeogénesis, el metabolismo de los lípidos, las mitocondrias la biogénesis, la angiogénesis y la apoptosis.

El resveratrol puede suprimir el receptor de tipo toll (TLR, por sus siglas en inglés) y la expresión de genes proinflamatorios. La actividad antioxidante del resveratrol y la capacidad de inhibir las enzimas involucradas en la producción de los eicosanoides contribuyen a sus propiedades antiinflamatorias».

Una de las consecuencias más interesantes de la investigación sobre los efectos del resveratrol en el sistema inmunológico sería su posible efecto sobre el cáncer. Según el investigador de Nutrients:

«El resveratrol posee el potencial para aumentar la actividad de los asesinos naturales contra la leucemia y los linfomas celulares agresivos.

En las células de cáncer de pulmón, el tratamiento con resveratrol disminuye la actividad del STAT3, que es un factor del sistema inmune e inhibe la progresión del cáncer de pulmón al suprimir la activación pro-tumoral de los TAMs. Además, en un modelo de xenoinjerto de cáncer de pulmón en ratones, el resveratrol inhibe significativamente el crecimiento tumoral, al disminuir la proliferación celular y la expresión del p-STAT3 en los tejidos tumorales.

Resulta sorprendente que, las células NK del bazo de las ratas tratadas previamente con resveratrol mostraron una mayor eficacia de muerte. Las dosis bajas y las no citotóxicas previenen la progresión del melanoma B16 y el cáncer de mama (4T1.2) y anula la metástasis pulmonar».

Publicidad


Beneficios del resveratrol

La investigación de Rejuvenation Research encontró que el resveratrol puede ofrecer mejoras positivas en las ratas mayores, incluso en la longevidad:

«Estos cambios observados en las respuestas de los anticuerpos en las ratas mayores que consumieron alimentos y suplementos con resveratrol mostraron mejoras en las respuestas impulsadas por el antígeno debido a que no se vieron afectados los niveles de IgG de antígeno no específicos. Estos resultados sugieren que la suplementación con resveratrol puede modular las respuestas del sistema inmunológico».

La revista Antioxidants también explica la importancia del resveratrol:

«El resveratrol ofrece una actividad antitumoral en diferentes tipos de cáncer como el carcinoma hepatocelular y el carcinoma de ovario. Zhong y sus colegas investigaron el efecto antitumoral del resveratrol en un modelo de cáncer de ovario ortotópico en ratas, el cual informa que su administración intraperitoneal detuvo la proliferación de las células cancerosas sin afectar los tejidos normales.

Asimismo, el bloqueo de la glucólisis y la prevención la señalización del AMPK/mTOR inducida por el resveratrol fueron responsables de la actividad antitumoral en las células de cáncer de ovario. Zhang y sus colegas informaron que el resveratrol no solo promovió la apoptosis sino también la muerte celular inmunogénica de las células de carcinoma de ovario humano y murino.

Además, el resveratrol ha sido ampliamente investigado por su capacidad para mejorar la destrucción celular mediante la radiación y la apoptosis mediada por radiación ionizante en las células cancerosas».

El resveratrol podría ser importante para combatir el coronavirus

Después del brote del síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) en el 2003 y antes de la aparición del coronavirus (2019-2020), surgió otro coronavirus grave: El Síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS), el cual se describió en Arabia Saudita en el 2012.

Según la Organización Mundial de la Salud, de las 2 442 personas infectadas con MERS en mayo del 2019, 842 fallecieron, lo que le otorga a este virus una tasa de letalidad del 35 %. Al igual que el SARS y el coronavirus del 2020, se pensaba que el MERS era causado por una enfermedad animal que se transmitía entre las especies, siendo los murciélagos los principales sospechosos.

Sin embargo, la investigación publicada en el BMC Infectious Diseases en el 2017 presenta algunas noticias positivas para tratar el MERS:

«El resveratrol inhibió significativamente la infección por MERS-CoV y prolongó la supervivencia celular después de la infección por el virus. También encontramos que la expresión de la proteína nucleocápsida (N) que es esencial para la replicación del MERS-CoV disminuyó después del tratamiento con resveratrol.

Además, el resveratrol redujo la apoptosis inducida por el MERS-CoV in vitro. Al administrar de resveratrol de manera consecutiva, logramos reducir la concentración de resveratrol mientras logramos la eficacia inhibitoria contra el MERS-CoV».

Según los investigadores, existían algunas pruebas científicas previas que podrían haber sugerido los efectos demostrados en el estudio. El resveratrol había demostrado previamente la capacidad de disminuir la producción de óxido nítrico y la inflamación en los tejidos e inhibir el virus de Epstein-Barr, el enterovirus, el herpes simple, la gripe y el virus sincitial respiratorio en los estudios.

El resveratrol también detuvo a las bacterias del Helicobacter pylori, el Staphylococcus aureus y el Toxoplasma gondii. Aun así, los hallazgos del estudio sobre el MERS, en las células colocadas en cultivos con medios de crecimiento, fueron impresionantes:

«Para determinar si el resveratrol inhibe el ingreso de la infección por MERS-Cov, añadimos resveratrol junto con MERS-CoV durante 3 horas o después del inicio de la infección. Medimos la proliferación celular y determinamos los títulos virales en los sobrenadantes.

Los resultados demostraron que incluso al administrar resveratrol después de la infección por MERS-CoV, redujo el título viral. Se realizaron las mismas observaciones cuando se midieron las proliferaciones celulares y los títulos virales, lo que sugiere que el resveratrol inhibe la infección por MERS-CoV después de su ingreso.

Estos datos sugieren que el tratamiento con resveratrol suprime la replicación de ARN del MERS-CoV, aunque requiere cantidades elevadas de resveratrol para producir efectos antivirales persistentes. Nuestros resultados sugieren que el resveratrol redujo la apoptosis mediada por el MERS-CoV».

El estudio del resveratrol no se desarrolló lo suficientemente pronto. Según los investigadores, los agentes antimicrobianos como la ribavirina, el lopinavir/ritonavir y el interferón tipo I utilizados contra el virus del SARS no fueron efectivos e incluso causaron disfunción renal y otros efectos secundarios.

El resveratrol es efectivo para combatir el chikunguña, un virus que se propaga con los mosquitos endémicos de África, Asia, Europa y los océanos Índico y Pacífico. Los investigadores señalaron lo siguiente:

«El resveratrol no solo inhibe la producción viral del MERS-CoV sino que también reduce la producción del virus de la chikunguña con una concentración de 250 a 125 μM. Nuestros datos sugieren que el resveratrol podría ser un candidato para evaluaciones preclínicas de la actividad antiviral del MERS-CoV y el virus del ARN».

Acciones del resveratrol para mejorar el sistema inmunológico

Así como el sistema inmunológico es muy complicado, también lo son los mecanismos que el resveratrol puede ejercer para alterarlo. Este es un resumen de algunos de los mecanismos de la revista Nutrients.

Inhibe la inflamación: El resveratrol inhibe la producción de factores inflamatorios al activar una sustancia conocida como el Sirt1, involucrada en el metabolismo, el cáncer y el desarrollo embrionario.
Contrarresta la inflamación de los macrófagos : El resveratrol provoca acciones antiinflamatorias en los macrófagos, que son glóbulos blancos que pueden «consumir» bacterias, virus, hongos y otros invasores.
Reduce los efectos del daño mitocondrial: El resveratrol previene el aumento de la α-tubulina acetilada causada por el daño mitocondrial de los macrófagos estimulados, lo que lo convierte en un factor para el tratamiento de enfermedades inflamatorias relacionadas con el NLRP3, como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y la enfermedad inflamatoria intestinal.
Reduce la producción de GM-CSF: El factor estimulante de colonias de granulocitos y macrófagos (GM-CSF) es una citocina proinflamatoria que es un marcador de tejido cicatricial y depósitos grasos en las paredes arteriales, lo que representa un riesgo de trombosis.
Combate las células B provocadas por tumores (tBregsm por sus siglas en inglés): El resveratrol puede inhibir la generación y la función de las tBregs, las cuales son elevadas en el cáncer y pueden afectar la inmunidad que protege contra los temores.
Inhibe las acciones de los STAT3: El resveratrol disminuye los STAT3, que son los transductores de señal y los activadores de la transcripción 3 que aumentan la proliferación, invasión y supervivencia de las células tumorales, además de suprimir la inmunidad antitumoral.
Disminuye la activación anormal de las células T: El resveratrol puede inhibir la activación de las células T relacionada con la diabetes insulinodependiente, la artritis reumatoide, el lupus el eritematoso sistémico y la esclerosis múltiple, así como prevenir su progresión.
Aumenta las células naturales (NK): El resveratrol puede aumentar la actividad del NK al inhibir los STAT3, que es una acción que se observa en la leucemia y los linfomas celulares.

Según la investigación, el resveratrol modula el comportamiento del sistema inmunológico, incluyendo la modificación de «la morfología celular, la expresión génica, la interacción ligando receptor, las vías de señalización y la formación de células expandidas».

El inconveniente del resveratrol es que necesita mayor investigación

Las propiedades inmunoestimulantes y otros beneficios del resveratrol son muy emocionantes. Pero su biodisponibilidad es un obstáculo para encontrar las dosis correctas de los tratamientos basados en el resveratrol. Así es como la investigación en la revista Antioxidants explica el problema de la biodisponibilidad:

«Según lo informado por numerosos estudios in vivo realizados en animales y humanos, el resveratrol se caracteriza por una menor biodisponibilidad debido a una absorción intestinal muy limitada de la molécula. Esto genera menores cantidades en el torrente sanguíneo debido al metabolismo que ocurre en el intestino y el hígado.

La corta vida inicial de la molécula primaria es causada por el metabolismo. La mayor parte de una dosis intravenosa se procesa en conjugados de sulfato en 30 minutos.

La sustitución de los grupos de hidroxilo con grupos de metoxilo aumenta la biodisponibilidad del resveratrol al incrementar la absorción intestinal y aumentar la estabilidad hepática. Por esta razón, se han formulado diferentes análogos metoxilados con el fin de obtener nuevos agentes para prevenir la quimioterapia contra el cáncer».

La investigación en la revista Nutrients también considera la biodisponibilidad del resveratrol, así como sus funciones:

«El análisis farmacocinético revela que el resveratrol se metaboliza rápidamente en el cuerpo. La biodisponibilidad tras la administración es menor, a pesar de que la absorción alcanza hasta un 70 %, lo cual afecta la importancia fisiológica de las altas concentraciones utilizadas en estudios in vitro.

Algunos ensayos clínicos sistemáticos que utilizan el tratamiento con resveratrol en humanos obtuvieron algunos resultados decepcionantes, mientras que las dificultades de la aplicación del resveratrol son significativas, como su baja solubilidad en agua, biodisponibilidad y dosificación.

Por lo tanto, se están implementando diversas estrategias, que incluyen el desarrollo de análogos de resveratrol y formulaciones como adyuvantes, nanopartículas, liposomas, micelas y complejos de fosfolípidos, para mejorar su biodisponibilidad.

Además, se han empleado otros enfoques para mejorar su biodisponibilidad, los cuales incluyen alterar la ruta de administración del resveratrol y obstruir las vías metabólicas mediante el tratamiento con otros agentes.

De hecho, dado que el resveratrol tiene múltiples objetivos intracelulares, se necesita información adicional para determinar las consecuencias de la interacción o los efectos sinérgicos entre otros polifenoles y vitaminas, aminoácidos y otros micronutrientes o medicamentos comúnmente utilizados».

Aun así, con la investigación sobre las propiedades del resveratrol, este fitonutriente promete ser muy útil para prevenir y tratar numerosas enfermedades crónicas, autoinmunes e inflamatorias.