Cómo Cultivar Poro Orgánico en Casa

Por Verónica Reynoso, Vía Orgánica A.C.

[simple-social-share]

 

El poro (Allium ampeloprasum var. porrum) es una hortaliza de la familia de la cebolla, ajo y chalote. También es conocido como puerro, porro, ajo porro o cebolla larga. Esta verdura es comúnmente utilizada en sopas y guisados en la comida mexicana. Dentro de su delicioso sabor, el poro contiene muchas propiedades para la salud; vitamina A, C y B6, calcio, potasio, sodio y hierro, es bajo en calorías, ayuda contra problemas respiratorios y reumáticos. Conoce un poco de historia, cultivo, cuidados y propiedades del poro.

 

Plantas de Poro. Por Farmgirl Fare

Plantas de Poro. Por Farmgirl Fare

El puerro o poro es una planta de aproximadamente medio metro de altura, sus hojas son largas y planas, de color verde grisáceo o azulado. El tallo y bulbo es cilíndrico de color blanco y alargado (3-5cm de diámetro). Las raíces son pequeñas y gruesas que salen de la parte inferior del tallo.
El poro se ha cultivado por miles de años, se encontraron datos de su consumo en el Antiguo Egipto (4000 A.C.) y en la cultura Romana. Usualmente es utilizado en sopas y guisados, aunque también puede consumirse crudo en ensaladas. Su sabor tiene semejanza con la cebolla pero más suave.

 

Cultivo

 

Plántulas de poro. Por A Garden for the House

Plántulas de poro. Por A Garden for the House

 

Puede cultivarse en cualquier época del año pero prefiere climas frescos (13-24°C). El suelo debe ser profundo, suelto, bien drenado y con materia orgánica (composta/nutrientes). Evitar suelos pedregosos y muy húmedos donde se pueda encharcar el agua. Puede cultivarse en camas de cultivo o contenedores que tengan una profundidad mínima de 40-50cm. Utilice huacales o cajas de plástico que tengan una profundidad adecuada.

El poro puede tener distintas características dependiendo de su variedad. Existen variedades de acuerdo a la época del año (otoño o verano) y a su resistencia al frío. El estado de Guanajuato es una zona donde se desarrolla bien el poro, por lo que puede encontrar diversas variedades adaptadas a su zona para que tenga un mejor rendimiento. Puede encontrar una gran variedad de semillas en los tianguis o mercados orgánicos de la región, o ponerse en contacto con nosotros.

La semilla del poro es muy parecida a la de la cebolla, son pequeñas medias lunas irregulares de color negro (0.5cm). La siembra se realiza en semilleros, con una mezcla que tenga composta, tierra negra y fibra de coco. La mezcla no debe compactarse ya que puede afectar la germinación y crecimiento de nuestras plantas. La profundidad del orificio para colocar la semilla es de 1-1.5cm (tres veces el tamaño de la semilla). Colocar una semilla por espacio y cubrir con la mezcla, regar después de sembrar. Puede cubrir su semillero con una capa de periódico para mantener la temperatura y humedad. Cuando las plantas germinen, debe retirar el periódico.

 

Plantula de Poro. Por Not Just Greenfingers

Trasplante de Poro. Por Not Just Greenfingers

 

El trasplante se realizará cuando las plántulas tengan aproximadamente 5cm de altura. El suelo de nuestros contenedores debe de estar preparado, es decir suelo aflojado, con una capa de composta integrada en los primeros centímetros del suelo. Riegue para que al momento del trasplante el suelo esté húmedo. La distancia entre plantas es entre 10-15cm dependiendo de la variedad. Si tiene poco espacio puede reducir la distancia entre planta (8-10cm), es recomendable utilizar el método de siembra cercana o tres bolillo para aprovechar mejor el espacio.

Retire las plantas del semillero con cuidado para no lastimar las raíces, si se encuentran muy enroscadas podemos cortar ligeramente. Coloque las plántulas en los espacios, hasta cubrir la parte blanca. Cuide que las plántulas estén derechas al momento del trasplante y presione ligeramente para dar estabilidad. Riegue después de trasplantar.

 

Cuidados

 

Cultivo de Poro. Por Get Growing: Onions & Leeks

Cultivo de Poro. Por Get Growing: Onions & Leeks

 

  • Mantenga la humedad en el suelo, no lo sature para evitar enfermedades.
  • Retire las hojas viejas o enfermas de la planta.
  • Quite las malezas que salgan alrededor de las plantas, puede colocar mulch o cobertura vegetal para evitar que crezcan las malezas y haya perdida de humedad.
  • Si el suelo comienza a formar una costra, escarbe alrededor de la planta sin lastimar los tallos. Después de hacerlo puede aplicar composta y regar para fomentar el crecimiento.
  • Observe sus plantas una vez por semana: crecimiento, aparición de plagas y enfermedades.
  • El poro puede asociarse con el apio, zanahoria y cebolla.
  • Procurar la rotación de cultivos para evitar plagas y enfermedades en el siguiente ciclo de cultivo.

 

Plagas y enfermedades del Poro

 

Larva alimentandose de una hoja de poro. Por Onvegetables

Larva alimentándose de una hoja de poro. Por Onvegetables

 

El poro, al ser de la familia Allium, comparte plagas y enfermedades con la cebolla, ajo y chalote. Estas son las plagas y enfermedades más comunes para esta familia.

  • Caracoles y babosas para su control existe una gran diversidad de soluciones, aprende más sobre su control en 10 maneras de controlar babosas y caracoles.
  • Saltamontes estos insectos son masticadores que pueden llegar a devorar una planta en un par de días. Para su control puede retirarlos con la mano, colocar hierbas aromáticas o utilizar insectos benéficos como la mantis religiosa.
  • Minadores estas pequeñas larvas hacen túneles o galerías en las hojas. Para eliminarlos debemos aplastar las larvas.
  • Tizón (Alternaria porri) provoca lesiones ovaladas color púrpura, después las hojas se secan. Su aparición es por exceso de humedad.
  • Nemátodos son gusanos muy pequeños (no visibles a simple vista) que se alimentan de las raíces, destruyendo nuestras plantas.

 

Cosecha y Almacenamiento

 

Cosecha de poro. Por Riverford.uk

Cosecha de poro. Por Riverford.uk

 

El poro tarda aproximadamente tres meses en crecer (90 a 110 días) dependiendo de la variedad. Podemos saber si están listos por el tamaño del tallo (2-5cm). Si contamos con varios poros en nuestro huerto, podemos hacer una cosecha escalonada. Esto significa que cada par de días o semana podemos cosechar los que vayamos a utilizar.

Las raíces del poro son pequeñas y gruesas por lo que tienen a aferrarse a los primeros 10-15cm de suelo. Para evitar romper los tallos debemos utilizar un bieldo o pala para aflojar el suelo y que sea más sencillo sacarlos. Retire el exceso de suelo.

 

Cosecha de poro. Por Heavy Petal

Cosecha de poro. Por Heavy Petal

 

Recorte las raíces dejando 2-3cm y las hojas para dejar únicamente 5-7cm. Lave los poros y déjelos escurrir. Puede almacenarlos en una bolsa de plástico en el refrigerador hasta por dos semanas. Otra manera, es deshidratándolos y almacenarlos en una bolsa plástica en un lugar fresco y seco.

 

Producción de Semillas

 

Semillas de poro. Por TCM Wiki

Semillas de poro. Por TCM Wiki

 

El poro es una planta bianual, por lo que produce semilla al segundo año. Para mantener una buena genética en las semillas deje más de 10 poros para la producción de semillas. El poro produce un tallo largo parecido al de la cebolla, con flores blancas/moradas. Deje que el tallo floral se seque a tres cuartas partes y después corte desde la base del tallo. Coloque los tallos boca abajo en una bolsa de papel y espere a que sequen completamente.

Para limpiar las semillas de poro, puede utilizar un harnero y frotar las flores secas para que salgan las semillas. Separe las semillas de la basurilla y almacénelas en un frasco hermético con una etiqueta que especifique el nombre de la semilla, variedad (si la tiene) y fecha. El mejor lugar para almacenar semillas es en un lugar fresco y seco, en buenas condiciones las semillas de poro pueden almacenarse hasta por tres años.

 

Beneficios para la salud

 

Poro. Por Mother Earth News

Poro. Por Mother Earth News

 

El poro es una hortaliza que contiene grandes cantidades de vitamina A, C y B6, calcio, potasio, sodio y hierro. También contiene alicina que no sólo es anti-bacterial, anti-viral y anti-hongos, también produce ácido sulfénico que ayuda a neutralizar los radicales libres peligrosos. Aparte, contiene flavonoides naturales, al igual que el brócoi y kale, que reducen la probabilidad de contraer cáncer y otras enfermedades crónicas.

Para más información puede consultar: El bocadillo crujiente que combate el cáncer, Porqué los poros son buenos para ti (inglés) y Los investigadores siguen encontrando más formas en las que nuestro modelo de agricultura deficiente provoca resistencia a los antibióticos por Dr. Mercola

 

Recetas

 

Risotto con poro y pescado

Por Good Food

 

Risotto con poro y pescado. Por Good Food

Risotto con poro y pescado. Por Good Food

 

Ingredientes:

  • Mantequilla
  • 1 poro grande en rodajas finas
  • 300g de arroz risotto (alborio o carnaroli)
  • 700ml de caldo de verduras
  • 250ml de leche entera
  • 375g de pescado (merluza o tilapia) ahumado, pelado y cortado en tiras grandes
  • 3 cucharadas de crema
  • 100g de espinaca

 

Preparación:

  • Precaliente el horno a 180-200°C.
  • En un molde para hornear, caliente la mantequilla, cocine los poros por 4-5 minutos y revuelva constantemente hasta que estén tiernos.
  • Añada el arroz y remueva durante 2 minutos.
  • Agregue el caldo de verduras y la leche, deje que hierva hasta por 5 minutos y coloque las tiras de pescado en la parte superior.
  • Cubra con una tapa o papel aluminio y colóquelo en el horno por unos 18-20 minutos hasta que el arroz esté tierno.
  • Saque del horno.
  • Revuelva la crema y espinacas, sazone con pimienta y sírvalo sobre el arroz. Deje reposar por aproximadamente 3-5 minutos fuera del horno. El vapor ablandará la espinaca.

 

Sopa de Poro

Por Julie 

 

Sopa de poro. Por All Recipes

Sopa de poro. Por All Recipes

 

Ingredientes:

  • 1 taza de mantequilla
  • 2 poros rebanados
  • 1l de caldo de pollo o verduras
  • 1 cucharada de fécula de maíz (maicena)
  • 4 tazas de papas peladas y rebanadas
  • 2 tazas de crema

 

Preparación:

  • En una olla, derrita la mantequilla a fuego medio.
  • Cocine los poros en la mantequilla con sal y pimienta hasta que estén tiernos, aproximadamente 15 minutos.
  • Revuelva constantemente
  • Mezcle la fécula de maíz y el caldo de pollo, agréguelos a la olla.
  • Coloque las papas rebanadas en la olla y espere a que llegue a punto de ebullición. Sazone con sal y pimienta.
  • Reduzca la flama y agregue la crema. Deje cocinar por una media hora, hasta que las papas estén suaves.

 

Fuente: