El poder de… El agua de coco 100% natural

Por Fiorella Espinosa, con la colaboración de Constanza Olivares, El Poder del Consumidor, 28 de julio de 2016

  • El agua de coco 100% natural es una excelente opción de hidratación versus los refrescos, jugos y otras bebidas azucaradas.
  • Constituye una alternativa sin azúcares añadidos, conservadores, ni colorantes.
  • Contiene más electrolitos que las bebidas deportivas.

Sabías que de acuerdo con un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública de México (INSP) las bebidas aportan más del 20% de las calorías de la dieta del mexicano. Aunque lo recomendable es que no sobrepasen el 10%.

Además, el 70% de los azúcares añadidos consumidos por los mexicanos provienen de las bebidas azucaradas. Esto ha ocasionado un fuerte problema de sobrepeso, obesidad y diabetes en nuestro país.

Por ello, adicional a crear conciencia sobre las consecuencias de bebidas azucaradas, en El Poder del Consumidor te acercamos alternativas saludables en bebidas.

Por lo pronto ahora te presentamos al agua de coco, que es ¡rica y muy nutritiva!

¿Qué es el agua de coco?

Es el líquido que se encuentra de forma natural en el interior del coco. Tiene un color transparente, a veces un poco opaco, y se encuentra en el hueco interior, rodeado por la pulpa en la nuez del coco.

Posee un sabor característico que puede variar por la especie, el lugar de origen y la madurez del coco (“coco seco” o “coco joven”, el cual es más fresco y funcional), también puede depender del terreno donde se encuentra la palma cocotera.

México ocupa el octavo lugar a nivel mundial en la producción de coco, la cual ocurre en diversos estados de ambos litorales, principalmente Guerrero y Michoacán.

¿Qué nutrimentos y beneficios te aporta?

Además de ser sumamente refrescante y quitarnos la sed, los beneficios de tomar agua de coco son abundantes y provechosos para diversas áreas de nuestra salud.

El agua de coco contiene una gran cantidad de minerales, como potasio, magnesio, cobre, hierro; vitaminas, como el ácido fólico y del complejo B que ayudan a mantener nuestra salud, también vitamina C que ayuda a limpiar el cuerpo de bacterias y fortalece el sistema inmunológico.

Aunque es líquido, contiene una cantidad considerable de fibra (2.6 gramos en 240 ml) estimulando el tránsito intestinal y con ello previniendo el estreñimiento y eliminando sustancias fermentadas de los intestinos que causan severos problemas de salud.

A diferencia de la pulpa del coco, el agua de coco es muy baja en grasas.

El agua de coco 100% natural contiene más electrolitos que las bebidas deportivas.

Son precisamente los electrolitos los que optimizan el nivel de hidratación en el organismo.

Al ser un excelente hidratante se obtienen diversos beneficios, como una mejor digestión, eliminación eficiente de toxinas y adecuado funcionamiento del riñón.

Su alto contenido de potasio y otros electrolitos promueve una adecuada presión arterial, contribuyendo a prevenir enfermedades del corazón.

El contenido en enzimas bioactivas ayuda a la absorción de nutrimentos, previniendo enfermedades de la vesícula y mejorando los procesos digestivos. También ayuda a prevenir infecciones por bacterias, virus y hongos; promueve la regularidad intestinal y la función saludable de la tiroides.

El agua de coco contiene citoquinina que promueve la regeneración celular, contribuyendo a evitar el envejecimiento de la piel y el pelo. Para quienes sufren de acné y problemas de caspa, el agua de esta fruta ayuda a combatir y prevenir estos problemas, ya que facilita la eliminación de grasa en la piel.

¿Cuanto cuesta?

Hoy en día las marcas comerciales venden 330 ml por debajo de los $15 pesos en cadenas comerciales.

Hay presentaciones de 500 ml y 1 l que ofrecen un menor costo por mililitro que resulta en una mejor inversión para el consumidor. Solamente asegúrate que la marca que elijas sea realmente 100% natural, ya que no todas lo son.

¿Cómo se recomienda consumirlo?

Sin duda frío sabe mejor.

Es ideal para utilizar como la base de smoothies preparados con verduras y frutas frescas.

Al ser natural y estar lleno de electrolitos se recomienda antes, durante y después del ejercicio.

La forma ideal de consumir es recién extraído del coco. Si en tu colonia tienes la oportunidad de conseguirlo no la desaproveches, ya que además así apoyas la economía de pequeños comerciantes. Si no te es viable, una forma de conseguirlo es envasada, lo cual resulta muy práctico y conveniente para disfrutar en casa, oficina, gimnasio y tus lugares favoritos.

Actualmente, el agua de coco ha tenido una fuerte promoción como una alternativa saludable.

En el mercado existen múltiples opciones de agua de coco, sin embargo mucho ojo, ya que hemos identificado marcas que están agregando aditivos (marcas envasadas en vidrio o lata).

En otros casos, hay marcas que están agregando azúcares y/o agua y NO lo están declarando en su etiquetado, por lo tanto estos productos contienen azúcares añadidos que las hace una alternativa poco saludable, adicional a engañarte como consumidor.

Si observas la información de la siguiente tabla te darás cuenta que las marcas que agregan azúcares contienen más calorías que las marcas que mantienen la naturalidad del producto.

El hecho que dichas marcas tengan más calorías es todavía más alarmante sabiendo que añaden agua (el agua baja el contenido energético, de modo que si un envase de dichas marcas tiene hasta 29% más calorías es porque contiene bastante azúcar añadida).

Aquí te mostramos cuáles son las marcas que de acuerdo con estudios de laboratorio de instituciones de prestigio agregan azúcares y/o agua:

De acuerdo con las pruebas de laboratorio, las siguientes marcas no agregan azúcares ni agua, por lo que son agua de coco 100% natural: