El “dulce negocio” de la Nestlé en México; empobrece a las familias cafetaleras y ahora quiere combatir la pobreza con sus productos chatarra

Por Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, 15 de abril de 2013

No es de extrañar el protagonismo de los Funcionarios de la empresa NESTLE en México de montarse a las políticas gubernamentales de combate a la pobreza, cuando uno de sus terrenos principales es la gran publicidad de sus productos, además como ven que habrá recursos fiscales, rápido se apuntan para obtener ganancias vendiendo sus productos en las regiones más pobres.

La NESTLE es un ejemplo claro del enorme poder económico y político y de los privilegios que tienen las empresas agroalimentarias transnacionales en México.

Desde el anterior Gobierno de Fox y después con Calderón, la NESTLE pacto establecer en México su mayor planta mundial de café soluble que utilizaría principalmente café robusta que es más barato y se considera de menor calidad. Buena parte de la producción de esta planta se exportaría a los EE.UU., Centroamérica y otros países. Cabe señalar que en nuestro país hay 505.000 productores de café y la producción nacional en un 96% es de cafés arábigos y solo un 4%, (250 mil sacos) es de robusta, por lo que ya se está importando no menos de 1.0 millones de sacos de café robusta.

La NESTLE junto con otras grandes empresas solubilizadoras de café, está impulsando a nivel mundial utilizar más el café robusta en su presentación de soluble, lo cual les deja mayores ganancias y por lo tanto se promueve en varios países un fuerte aumento de la producción del café robusta. En los últimos años el consumo mundial de café se ha estancado en los países de la Unión Europea, en EE.UU., y Japón y el crecimiento es más en países como Indonesia, Vietnam, Filipinas, India, China, Brasil y México, por lo tanto las compañías solubilizadoras dicen que como las familias de estos países tienen menos ingresos, se les debe vender un café soluble de robusta, más barato y mezclado con saborizantes artificiales y cremas no lactosas, lo cual va acompañado de grandes campañas publicitarias.

Por esta promoción a nivel mundial en los ciclos cafetaleros 2011-12 y 2012-13 se ha tenido un fuerte aumento de la producción de café robusta, principalmente en Vietnam e Indonesia, producido a bajos costos (60.0 dólares las 100 libras) y que se vende a unos 100 dólares las 100 libras. Esto junto con el desplazamiento de parte del consumo de arábigo por robusta ha llevado en el último año a una baja de alrededor del 40% de los precios de los arábigos como los que produce México, y los precios actuales en la Bolsa del café de Nueva York de los arábigos son de 136.0 dólares las 100 libras. Si en la cosecha 2011-12 en México los productores recibieron un promedio de 2300.00 por un quintal de café pergamino de arábigos (57.5 kilos) para la cosecha 2012-13 se redujo a unos 1400.00 pesos en promedio. El menor precio del café robusta importado impacta a la baja los precios internos de los cafés arábigos.

El caso extremo es en Guerrero donde la NESTLE, a través de sus compradores locales paga unos 1000.00 pesos por el café arábigo no lavado con precios incluso menores que los que paga por el café robusta nacional.

Con soberbia la NESTLE han llegado a decir que si no se produce café en México pueden importar todo el que necesiten.

Entre algunos de los apoyos y privilegios que se les han otorgado desde el Gobierno federal destacarían:

1) El anterior Secretario de Agricultura Francisco Mayorga y los funcionarios de la AMECAFE impulsaron como el principal proyecto para la Cafeticultura mexicana el establecimiento de nuevas plantaciones de café robusta y mayores ventas de café soluble incluso en la exportación; se utilizó la infraestructura de la AMECAFE y recursos fiscales para promover los intereses de la NESTLE, vía encuestas de consumo, un padrón especial de producción de café robusta y campañas publicitarias, Pese a la inconformidad del Sector Productor.

2) Se utilizan recursos fiscales del Trópico Húmedo (70.0 millones de pesos en el 2011 y otros en el 2012) para promover el establecimiento de nuevas plantaciones de café robusta en México.

3) A través del INIFAP (organismo público) que recibe una donación de la NESTLE, se produce la planta de café que la NESTLE distribuye, incluso se experimenta con híbridos de robusta y arábigos que le interesa a esta empresa; la NESTLE maneja además recursos fiscales para apoyar proyectos de grupos de productores que establecen contratos de venta y se les entrega planta de café, infraestructura, asistencia técnica, etc.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta