El autismo y la incidencia de la discapacidad intelectual vinculados con los factores ambientales

Por Kevin Jiang, RAPAL Uruguay, marzo de 2014

Un análisis de 100 millones de registros médicos de los Estados Unidos revela que a nivel de distritos, existe una correlación entre las tasas de autismo y la discapacidad intelectual con la incidencia de malformaciones genitales en varones recién nacidos, un indicador de la posible exposición congénita a factores ambientales nocivos, tales como plaguicidas.

Tasas de autismo – después de tomar en cuenta factores de: género, etnia, situación socioeconómica y geopolítica – se eleva un 283 por ciento por cada uno por ciento de incremento en la frecuencia de malformaciones en un distrito. Las tasas de discapacidad intelectual aumentan un 94 por ciento. También se observan leves aumentos en las tasas de autismo y de discapacidad intelectual, en los distritos urbanos y más ricos.

El estudio publicado por científicos de la Universidad de Chicago en la edición de marzo de PLOS Computational Biology, confirma el efecto dramático de las normas de diagnóstico. Las tasas de incidencia de autismo y discapacidad intelectual disminuyen aproximadamente en un 99 por ciento por persona en estados con normas más estrictas sobre el diagnóstico en estos trastornos.

«El autismo parece estar fuertemente correlacionado con la tasa de malformaciones congénitas de los órganos genitales en los hombres en todo el país «, dijo el autor del estudio Andrey Rzhetsky, profesor de medicina genética y genética humana. » Esto da un indicador de la carga ambiental y el efecto es sorprendentemente fuerte.»

Aunque el autismo y discapacidad intelectual tienen componentes genéticos, se cree que las causas ambientales desempeñan un papel importante. Para identificar posibles vínculos ambientales, Rzhetsky y su equipo analizaron un conjunto de datos de las aseguradoras médicas que cubría casi un tercio de la población de los EE.UU. Utilizaron las malformaciones congénitas del sistema reproductivo en los hombres como un indicador de exposición de padres expuestos a sustancias tóxicas.

Los fetos masculinos son especialmente sensibles a las toxinas tales como plomo en el ambiente, sustancias que actúan como hormonas sexuales, medicamentos y otras moléculas sintéticas. Se cree que la exposición de los padres a estas toxinas explican una gran parte de las malformaciones congénitas reproductivas, tales como, hipospadias, anomalía congénita por la que el pene no se desarrolla de la manera usual, testículos no descendidos, micropene, entre otras enfermedades.

Artículo:

http://news.uchicago.edu/article/2014/03/13/autism-and-intellectual-disability-incidence-linked-environmental-factors