El 63% de las Personas en Estados Unidos Activamente Evitan las Sodas

Por el Dr. Mercola, septiembre de 2014

Las personas en Estados Unidos están finalmente empezando a darse cuenta de los peligros de la soda, casi dos tercios (63 por ciento) dice que tratan activamente de evitar las sodas en su alimentación, según una nueva encuesta revelada por Gallup.1

Este es un aumento significativo del 2002, cuando sólo el 41 por ciento intentaban evitar las sodas, y una clara señal de que, como lo informó TIME, «la locura de la soda está desapareciendo.”2

El Consumo de Soda Cae al Nivel Más Bajo en Décadas

La industria de las sodas es un mercado de $75 billones,3 una industria que alcanzó sus mayores ventas en los Estados Unidos, durante los años 1980 y 1990, cuando Coca-Cola empezó a promocionar bebidas de “tamaño más grande.» Las ventas de las Fountain Drinks aumentaron más del 50 por ciento en 1990, y en 1994, la botella de plástico de 20 onzas fue introducida en los Estados Unidos.

A medida que la gente bebía más y más sodas, las tasas de obesidad y diabetes se dispararon, y mientras que la industria de la soda sigue negando hasta la fecha cualquier conexión, la investigación sugiere lo contrario. La mentalidad de «tamaño gigante» parece haber sido contraproducente para la Coca-Cola y otras compañías de bebidas, ya que mientras los riesgos para la salud se vuelven claros, las ventas han estado en una constante caída.

Como lo reportó Businessweek:4

«Durante décadas, las compañías de sodas experimentaron un aumento del consumo. Durante la década de 1970, la persona promedio duplicó la cantidad de soda que bebía; para la década de 1980 ya había superado al agua del grifo. En 1998, las personas en Estados Unidos bebían 56 galones de sodas cada año—el equivalente de 1.3 barriles de petróleo por cada persona en el país.

Y poco después se introdujeron nuevas opciones de bebidas que fácilmente podríamos cambiarlas por otro sabor. Las ventas de sodas se estabilizaron durante unos años…

En el 2005 comenzaron a caer, y no han parado. Las personas en Estados Unidos están bebiendo cerca de 450 latas de refresco al año, según Beverage Digest, aproximadamente la misma cantidad que tomaban en 1986.”

Coca-Cola Intenta ‘Reintroducir’ al Mercado Adolescente la Coca y en un Tamaño «Libre de Culpa”

Parte del plan de Coca-Cola para reintroducir la soda, es irónicamente con un nuevo tamaño más pequeño, una estrategia que creen que podría cambiar la posición de Coca-Cola impidiendo que «la gente ya no se sienta culpable cuando la toman, o que idealmente la tomaran como un premio.»

Latas más pequeñas de 7.5 onzas y botellas de vidrio de 8 onzas se han estado vendiendo bien. Incluso Sandy Douglas, presidente de Coca-Cola North America, dice que limita su consumo a una botella de vidrio de 8 onzas de Coca-Cola regular por la mañana. Eso no tiene demasiadas calorías, le dijo a Businessweek.

Mientras tanto, Coca-Cola decidió centrarse directamente en el mercado adolescente este verano. Los adolescentes, mientras que son conocidos por su consumo de sodas, hicieron rápidamente un cambio y en su lugar están optando por bebidas energéticas.

Por lo tanto, Coca-Cola colocó los 250 nombres más comunes en adolescentes en las latas de Coca-Cola, con la esperanza de atraer a los jóvenes con las bebidas «personalizadas.» Funcionó. Las ventas aumentaron un 1 por ciento en América del Norte en los últimos tres meses.5

El consultor de bebidas Mike Weinstein, ex presidente de A & W Brands, incluso dijo que él va directamente a las preparatoria a averiguar si los adolescentes pueden identificar slogans de las empresas de sodas.

Sin embargo, parece que hay una conciencia cada vez mayor dentro de la industria, debido a que los hábitos de alimentación de las personas en Estados Unidos cambiaron, y más personas buscan reducir el azúcar añadido y las bebidas azucaradas en su alimentación, apegándose a la parte «saludable» de su imagen, lo cual es necesario.

Y aquí, también, Coca-Cola es rápido en responder. Han invertido mucho en las pequeñas empresas de bebidas «saludables» como el té Fuze, agua de coco Zico, y Honest Tea Orgánico. Coca-Cola también es propietaria de Odwalla y Simply Orange Juices, Glaceau Vitaminwater, y bebidas deportivas en polvo.