Eco-Fest Ciudad de México. MONSANTO… ¿La Promesa del Progreso?

Por Solei, Vía Orgánica, 13 de marzo de 2013

El Eco- Fest fue una experiencia motivadora para el grupo de Teatro Orgánico, de Vía Orgánica, Asociación Civil, ya que tuvimos reacciones muy positivas e interés del público por conocer nuestra representación teatral contra el uso del maíz transgénico y la conservación de la naturalidad y biodiversidad del maíz, nuestra planta ancestral.Luego de nuestra representación, varias personas se acercaron en el Eco-Fest para agradecernos y felicitarnos por nuestro mensaje artístico durante el festival. Nos llamaban: “las maicitas”.

Nuestra visión como grupo consiste en transmitir nuestro mensaje de una forma educativa, divertida pero muy real, sobre lo que está pasando con el maíz para motivar y obtener una reacción del público respecto al tema.

¡Siento que esta visión fue exitosa con el público asistente al Eco-Fest!

El Teatro orgánico, junto con la mesa informativa del equipo de la Ciudad de México de Vía Orgánica -Mercedes y Mariana- creó una presencia fuerte de nuestra presencia San Miguelense en este movimiento en favor del maíz tradicional y contra el maíz transgénico. La mesa siempre estuvo llena de gente interesada por saber lo que ocurre con nuestro maíz, base de nuestra alimentación, cultura y corazón.

Logramos recaudar muchas firmas en favor del etiquetado de alimentos transgénicos entre una audiencia diversa de jóvenes, niños y niñas, adultos y adultas, así como adultos/as mayores. Fue muy estimulante y enriquecedor que se juntaran hasta 20 gentes cuando explicábamos la utilidad de la guía: Y tú… ¿sabes lo que comes?  Que editamos conjuntamente con Green Peace, pues la gente se sentía enojada contra el gobierno por permitir el consumo de alimentos transgénicos que están causando daños irreversibles en nuestra salud.

La interacción con otras organizaciones ecológicas, medioambientales, de comercio justo, e incluso con marcas comerciales que se escudan en el concepto “verde”, así como exposiciones alternativas, fue también un punto fuerte de nuestra travesía en este festival.

Logramos establecer contactos para crear redes de producción, distribución y consumo y recaudamos contactos e intercambiamos información con diferentes organizaciones asistentes.

Pudimos constatar cómo México va despertando y fue grato constatar que somos parte importante en el despertar de una alimentación sana, digna y suficiente.

La positiva respuesta de la gente a nuestra presencia y a la obra “MONSANTO…¿La Promesa del Progreso?” es una verdadera motivación para que el Teatro Orgánico llegue a muchos otros lugares del país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta