Digestión en Ayurveda

Nutrinotas© por Ana María Quispe, dietista, ecóloga de Vía Orgánica

Ayurveda es una forma de medicina alternativa originaria de la India que hoy se practica en muchos países. Viene de la palabra Ayus que significa “vida” y veda que significa “relacionado a la sabiduría o a la ciencia” en la lengua Sanskrit.

En Ayurveda la digestión juega un rol especial en la curación, puesto que nuestra fisiología depende de la digestión para mantener una renovación constante. Una interpretación holística de la digestión es entenderla como la extracción de la inteligencia de los alimentos y procesarla de manera que favorezca a la innata sabiduría de nuestro cuerpo

En Ayurveda, nuestro cuerpo  es un sistema integrado en el que todas sus partes funcionan para crear un balance saludable. La más significativa cualidad de nuestro cuerpo es la habilidad de sanarse o curarse a sí mismo, ya que el proceso de retornar a un normal funcionamiento es un proceso natural. Según la Ayurveda, la fácil operación de estas funciones forman los pilares de la buena salud: eliminación sin esfuerzo, descanso y relajamiento al dormir, buena digestión, y ausencia de síntomas molestosos en los naturales cambios fisiológicos de la vida.

Aquí algunos consejos ayurvédicos para asegurar una digestión adecuada y eficiente:

    Coma en una atmosfera de quietud y confortable. Olvídese de todo en los momentos de comer y concéntrese en lo que está comiendo y digiriendo. De esta manera Ud. pondrá toda la atención que su comida se merece y podrá apreciar y distinguir todos sus sabores y aromas.
    Tómese unos minutes para reposar en silencio después de haber comido. Cuando Ud. termina de comer, la relajación iniciará un buen proceso digestivo calmado y sin gran esfuerzo.
    Siempre siéntese para comer. Cuando Ud. esta sentado el sistema digestivo se relaja, así podrá enfocarse más fácilmente en el acto de comer y hará que disfrute de sus alimentos.
    No coma cuando algo le perturbe o este de mal humor. Comer en momentos de emociones fuertes puede ocasionarle problemas gástricos. Relájese unos minutos, le ayudara a controlar sus emociones. Tal vez sea necesario que posponga la comida para otro momento.
    No coma demasiado. Según las técnicas de Ayurveda se sugiere que solo comamos tres cuartas partes de nuestra capacidad estomacal. Recuerde que su estomago es más o menos del tamaño del puño de su mano y se expande hasta un galón. De allí la recomendación de comer poco cada cuatro horas para que todos su aparato digestivo funcione debidamente.
    No coma alimentos muy fríos ni bebidas heladas. Estos aumentan la temperatura normal de su aparato digestivo, pueden inhibir sus enzimas digestivas y adormecer las papillas gustativas. De allí la importancia de comer ensaladas con verduras realmente frescas acabadas de cosechar “aun calientes por el sol” y/o compradas de su agricultor local (orgánico de preferencia).
    No hable cuando este masticando. En reglas de etiqueta es hasta de mala educación. El acto de  masticar y pasar los alimentos es lo que le permite extraer los mejores sabores de sus alimentos. Si habla mientras esta masticando le distraerá de la satisfacción de comer, además correrá el riesgo de tragar más aire del debido que podría ocasionarle luego molestias digestivas.
    Coma con tranquilidad ni muy rápido, ni muy despacio. Disfrute de cada bocado.
    No coma hasta que su comida anterior este bien digerida. La completa digestión de una comida demora entre tres a seis horas, según la edad de las personas. Esto hace que programe sus comidas siguiendo un horario. Si come algo entre comidas que sea algo simple como media taza de frutas o verduras como una ensalada o una bebida tibia.
    Cocine con alimentos frescos, no sacados de una lata o una caja. En Ayurveda a los alimentos frescos se les llama inteligentes pues poseen fuerza de vida. Una comida preparada fresca estimula el apetito y hace que su aparato digestivo segregue enzimas digestivas antes de que empiece a comer de manera  que fortalecerán la digestión.

BUEN APETITO

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta