Destaca industria biotecnológica ganancias por uso de algodón y soya transgénicos

Por Imagen Agropecuaria, 17 de junio de 2013

En los últimos 17 años, México ha registrado ganancias aproximadas de 180 mdd gracias a la comercialización de algodón y soya genéticamente modificadas (GM)

Agrobio México, organismo que aglutina a las principales empresas biotecnológicas –Monsanto, Pioneer, Bayer CropScience, Syngenta y Dow AgroSciencie– señala que pese a que México fue pionero en materia de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), se ha ido rezagando en la adopción de esta tecnología, dado que en el año 2012 sólo sembró 160 mil hectáreas, principalmente de algodón y soya GM.

A través de un comunicado, destaca que esto ubica a nuestro país en el lugar 16, respecto al total de 28 que siembran este tipo de cultivos.

De acuerdo con el Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas (ISAAA por sus siglas en inglés), en los últimos 17 años, México ha registrado ganancias aproximadas de 180 millones de dólares, a través de la comercialización de algodón y soya GM, contribuyendo a fortalecer la economía del campo, y a satisfacer las necesidades alimentarias y productivas de la sociedad mexicana, refiere.

El investigador mexicano Luis Herrera Estrella, pionero en el desarrollo de organismos genéticamente modificados para la agricultura en México, afirma que en nuestro país “estamos atrasados tanto en la producción comercial de maíz GM como en el desarrollo científico y tecnológico, elementos necesarios para mejorar y posicionar al sector agrícola a nivel mundial”.

Asegura que “cuando diseñamos esta tecnología, pensamos que era la solución para los pequeños productores, porque es una tecnología que está contenida en la semilla; es decir, no hay que comprar compuestos adicionales o maquinaria especial, ya que es la misma semilla que están cultivando” comentó.

No obstante, para experimentos en el campo argentino tenemos que cumplir con 35 requisitos, mientras que en México 85, lo cual tienen un costo adicional. Por ejemplo, en Argentina cubrir los requerimientos de 800 m2 de cultivo cuesta 25 mil dólares y en México se eleva a casi 90 mil dólares.

La industria agrobiotecnológica ha insistido en que si México cultivara pensando en la comercialización de maíz y soya GM, “se incrementaría la productividad y competitividad de los agricultores, colocando a nuestro país en el camino de la producción y abasto de alimentos de alta calidad y seguros para cubrir de manera oportuna y suficiente a precios accesibles las necesidades de nuestra población”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario