De Qué Manera Afectan a su Salud y Bienestar los Ciclos de Luz y Oscuridad

Por el Dr. Mercola, diciembre de 2014

Aunque aún no se encuentre la razón exacta, la luz es realmente crucial para su salud. Siempre he creído que un estilo de vida ideal tiene que ver con los alimentos que come, el agua que bebe y el ejercicio, pero si no duerme bien, no obtendrá una salud óptima.

La falta de sueño lo lleva irremediablemente a tener problemas de salud. El mantenerse en un equilibrio natural entre la exposición a la luz del día y a la oscuridad de la noche lo ayuda, ya que es un componente esencial para poder dormir bien.

El investigador Dan Pardi trabaja con el departamento de Ciencias de la Conducta de la Universidad de Stanford y en los departamentos de Neurología y Endocrinología de la Universidad de Leiden en los Países Bajos.

«Observo cómo la falta de sueño o el no dormir lo suficiente o la cantidad de sueño que usted necesita, pueden influir en la toma de decisiones y los procesos cognitivos como el tiempo de reacción, memoria, impulsividad y cómo se relaciona con la elección de alimentos,» explica.

Él también es director general de una empresa de tecnología sobre el comportamiento de la salud llamada Plan de Dan, la cual busca ayudar a las personas a optimizar su salud, al establecer y mantener una práctica médica diaria eficaz, que incluye mantener buenos hábitos de sueño.

En Realidad, ¿Cuánto Tiempo Necesita Dormir?

Sus requerimientos de sueño cambian a lo largo de su vida. La mayoría de los niños dormirán un buen porcentaje del día. Cuando se es adulto, la cantidad de sueño varía de siete a nueve horas. Según Pardi, el promedio, a través de una muestra poblacional, es de aproximadamente ocho horas de sueño por noche.

Dicho esto, los requerimientos de sueño son muy individuales y pueden cambiar de un día a otro en función de factores como el estrés, el esfuerzo físico, la enfermedad, el embarazo y así sucesivamente.

Con tantas variables, es difícil calcular su requerimiento óptimo de sueño. Así que, ¿cómo puede saber que ha logrado dormir lo suficiente? Según Pardi, los siguientes tres factores son clave para determinar qué tan restaurador es su sueño:

  • Duración: La cantidad de horas que duerme.
  • Tiempo: Es decir, ir a la cama aproximadamente a la misma hora todas las noches. Incluso si la duración del sueño es la misma, cuando cambie las horas de dormir, el sueño no será tan restaurador.
  • Intensidad: Esto tiene que ver con las diferentes etapas por las que su cerebro y su cuerpo pasan en el transcurso de la noche; la secuencia de ellos y cómo se relacionan esas etapas. Algunos medicamentos en realidad suprimen ciertas fases del sueño, y ciertas enfermedades como la apnea del sueño, que darán lugar a un sueño fragmentado. Ante estas situaciones, incluso si una persona duerme de manera adecuada y mantiene un tiempo constante, el sueño no es tan reparador.

Una de las formas más fáciles de saber si ha dormido lo suficiente, es evaluar el nivel de somnolencia al día siguiente. Por ejemplo, si tuviera la oportunidad, ¿sería capaz de tomar una siesta? ¿Necesita cafeína para continuar el día? Dicho esto, la investigación ha demostrado que la somnolencia diurna por sí sola que no es una forma completa para evaluar las deficiencias de la pérdida de sueño.

Según Pardi:

«La razón es que después de unos días de sueño insuficiente o no dormir lo suficiente regularmente, la cantidad de sueño que usted experimenta tiende a saturarse. No empeora, se pone bastante mal durante unos días y luego se nivela,» explica.

«Si se miden las medidas objetivas del rendimiento cognitivo, como el tiempo de reacción, podría darse cuenta que continúa empeorando si mantuvo un patrón de insuficiencia de sueño en una base de día a día. Ese es uno de los grandes problemas de nuestra sociedad hoy en día. Es que básicamente nos ajustamos a la sensación de sueño, por lo que ese sentimiento comienza a sentirse normal. Pero luego tenemos un deterioro continuo en saber si nuestro cerebro funciona bien.

Su mente necesita dormir bien para ser capaz de centrar su atención en una tarea en particular… Ese es uno de los aspectos cardinales del trastorno por déficit de atención que puede suceder en adultos y niños.