¿Cuál Es el Precio Que Pagamos por No Dormir Bien?

Los estudios son muy claros y la mayoría de los expertos están de acuerdo, usted mismo se está engañando si piensa que menos de ocho horas de sueño es suficiente. Pero ocho horas de sueño no es lo mismo que ocho horas en la cama.

Si se acuesta a las 10 pm y se levanta a las 6 am, podría decir que ha dormido durante ocho horas. En realidad, es probable que haya pasado por lo menos de 15 a 30 minutos tratando dormir y pudo haberse despertado durante la noche una o más veces.

Sin embargo, con la llegada de los dispositivos de fitness trackers como el Jawbone´s UP, ahora tenemos acceso a la información real del sueño (y más) de los usuarios de pulseras. La información es muy útil a nivel personal y me ha ayudado a entender que en realidad necesito acostarme  alrededor de las 9:30 PM, con el fin de dormir un total de ocho horas de sueño, que ahora normalmente hago.

Los dispositivos más nuevos, como Jawbone UP3 estarán disponibles a principios del 2015, incluso le pueden decir que actividades lo llevaron a dormir mejor y qué factores causaron un mal sueño. También es fascinante en una escala más grande, ya que los datos revelan información sobre los patrones de sueño de personas en todo el mundo.

La Glorificación de Dormir Poco

De acuerdo con la encuesta International Bedroom en el 2013 de la Fundación Nacional del Sueño,7 el 25 por ciento de las personas en Estados Unidos reportaron que tuvieron que reducir el sueño debido a largas jornadas de trabajo. En promedio, las personas en Estados Unidos duermen únicamente 6.5 durante la semana, pero dicen que necesitan 7.25 horas para poder funcionar de manera óptima. Como se mencionó en un artículo anterior en el The Atlantic:8

«Para algunos, dormir poco es una insignia de honor, una señal de que no requieren el reseteo biológico de ocho horas que el resto de nosotros los debiluchos. Otros creen que mantenerse al día con sus compañeros requiere sacrificio a nivel personal– y por lo menos a corto plazo, el sueño es un sacrificio invisible.”

La inclinación del hombre moderno de igualar al sueño con la improductividad (o hasta con la pereza) se remonta a la época dorada de Thomas Edison, quien era conocido por trabajar durante todo el día. De acuerdo con el artículo destacado:9

«Edison gastó una cantidad considerable de su propia energía y la de su personal en difundir la idea de que el éxito dependía en gran parte en permanecer despierto para mantenerse a la delantera de la competencia tecnológica y económica.» Nadie… hizo más para incriminar este problema como una simple elección entre el trabajo productivo y el descanso improductivo…

Con el tiempo, los libros y las revistas para niños comenzaron a promover este tipo de ascetismo edisoniano… Edison animó a todas las personas en Estados Unidos a seguir su ejemplo, alegando que dormir ocho horas por la noche era un desperdicio e incluso perjudicial. ‘Realmente no hay razón alguna para dormir,’ dijo en 1914.»

Esta cultura con carencia de sueño comenzó con la invención de los focos y sólo ha empeorado con la proliferación de los electrónicos que emiten luz, que interrumpen su ciclo natural de vigilia-sueño.10

La Importancia de Abordar la Apnea del Sueño

La apnea del sueño es otra causa común de la falta de sueño. La apnea del sueño es la incapacidad para respirar adecuadamente, o la limitación de aliento o respiración durante el sueño. La apnea obstructiva del sueño consiste en el frecuente colapso de las vías respiratorias durante el sueño, lo que dificulta respirar por períodos que duran hasta 10 segundos. Las personas con una forma grave del trastorno tienen al menos 30 interrupciones por hora. Estos trastornos respiratorios no solo interfieren con el sueño, dejándole inusualmente cansado para el siguiente día, sino también reducen la cantidad de oxígeno en su sangre, lo que puede poner en peligro el funcionamiento de los órganos internos y/o empeorar otras condiciones de salud que pueda tener.

La condición está íntimamente ligada a los problemas de salud metabólicos como la obesidad y la diabetes tipo 2 y de acuerdo con la investigación,11 incluso una reducción modesta de peso puede detener la progresión de la apnea obstructiva del sueño. Según un estudio12 de cinco años de duración, eliminar el exceso de peso incluso podría curarla. Dicho esto, usted no tiene que estar obeso para sufrir de apnea del sueño. Como lo mencionó el Dr. Arthur Strauss, un médico dental y un diplomático de la American Board of Dental Sleep Medicine, factores tales como la forma y el tamaño de su boca y el posicionamiento de su lengua, también pueden desempeñar un papel importante.