Crea tu Propio Huerto Ecológico

Por Cruzygalán, Perspectiva Ciudadana, 15 de enero, 2011

Consumir productos orgánicos o ecológicos es casi seguro que resultará más caro que comprar productos convencionales, pero se debe saber cuales son las razones por las que los productos ecológicos salen más caros.

La producción convencional consiguen mantener precios bajos forzando el crecimiento de los cultivos con fertilizantes y abonos químicos, la modificación genética, el engorde de los animales con hormonas de crecimiento y agua inyectada, y la mecanización e industrialización masiva en los procesos de producción.

Por otro lado la falta de apoyo por parte de las administraciones con el mercado ecológico tampoco ayuda, lo cual se traduce en un menor acceso a los grandes canales de distribución.

Como veis, es fácil entender porque los alimentos ecológicos suelen resultar más caros, pero hay otra alternativa, cultivar nosotros mismos las verduras, legumbres, y frutas ecológicas.

¿Que necesitamos para crear nuestro propio Huerto Ecológico?

Un pequeño huerto ecológico no requiere ni demasiado tiempo ni esfuerzo, sólo ganas de estar en contacto con la naturaleza. Es una actividad muy creativa y sumamente gratificante, además de una excelente terapia antiestrés.

    El Espacio

Lo primero es calcular de cuanto espacio disponemos, que para un pequeño huerto para cultivar las hortalizas y verduras de consumo habitual, sera suficiente con 30 ó 40 metros cuadrados.

Otras alternativa si no tuvieramos suficiente espacio (aunque a mi no me convence) es hacerlo en la terraza o el balcón, en grandes maceteros que tengan la profundidad suficiente para que las raíces se desarrollen sin problemas, o también se puede participar en algún huerto urbano de nuestra localidad.

En el caso de una parcela de tierra, la distribución ideal es en bancales, con una anchura entre 1.20 y 1.50 metros, mientras que la longitud puede ser variada. Lo que si es importante es dejar entre los bancales una anchura mínima de 0.50 metros para maniobrar sin problemas, y sin pisar nunca la tierra de los bancales, pues esta se apelmazaría y reduciría su actividad biológica.

Si queréis ver como realizar estos bancales sigue este enlace: Crear bancales

    El Diseño y Planificación

Diseñar el huerto ecológico es muy importante pues hay que distribuir bien los espacios disponibles para aprovecharlos al máximo y poder conseguir los mejores resultados. También debemos planificar los cultivos que queremos tener en el huerto dependiendo de nuestros gustos culinarios, y averiguar las cantidades necesarias para nuestra familia.

Es importante conocer los ciclos de cultivo de cada planta o variedad y respetarlos, planificando una rotación de cultivos, sin repetir en una determinada parcela una misma familia de plantas varios años seguidos, pues esto crearía parásitos, y no se aprovecharían adecuadamente los nutrientes que dejan las plantas para otra familia de plantas que las necesite.

    Las Herramientas

No sera necesarias muchas herramientas para las labores y mantenimiento de nuestro pequeño huerto ecológico, sera suficiente con una azadilla o legón, una pala transplantadora, un rastrillo y un escardador.

    Orientación y Luz Solar

Lo mejor es orientar los bancales hacia el sur, pero si no es posible, sera necesario que al día reciban varias horas de luz solar.

Si la parcela o terraza no recibiese el sol directamente, podemos valernos de una pared que refleje su radiación -pintándola de blanco para sacar el mayor provecho. Hay plantas que necesitan mucha luz, como pueden ser los tomates, pepinos, pimientos, berenjenas o pepinos, y otras crecen sin problemas con menos luz y calor, como son espinacas, acelgas, escarolas o coles.

    Las Semillas y Los Semilleros

Siempre será mejor que compremos semillas con certificación de producción ecológica, porque si las compramos de un vivero donde hacen uso de abonos químicos y plaguicidas las plantas estarán desvitalizadas. Cada vez hay más herbolarios que venden semillas ecológicas, también podemos encontrarlas en varios sitios de Internet, o podemos recurrir a las redes de intercambio de semillas ecológicas que promueven algunas asociaciones de agricultura ecológica o directamente de algún agricultor ecológico.

Antes de plantar nuestras semillas debemos comprobar si la época para su siembra es la adecuada, y comprobar cuanta luz necesitan para germinar, todos esta información debería venir en el sobre de las semillas que hemos comprado. Conviene plantar las semillas en semilleros domésticos porque así las podemos controlar y cuidar mejor, por ejemplo cubriendo las plantas recién nacidas preservándolas de las heladas, lluvias fuertes… Estos semilleros podemos crearlos nosotros mismos, usando por ejemplo botellas de plástico cortadas por la mitad, botes de yogur grandes o tiestos pequeños.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario