Cómo Revertir la Diabetes Tipo 2, Por Qué la Insulina Podría Acelerar la Muerte, y Otros Aspectos Ignorados

Por el Dr. Mercola, julio de 2014

Gran Bretaña, al igual que los Estados Unidos, ha presenciado un aumento notablemente rápido en la diabetes tipo 2 y pre-diabetes en la última década. Según un reciente informe de la BBC News,1 más de un tercio de los adultos británicos son ahora pre-diabéticos.

En el 2003, el 11.6 por ciento de los británicos tenían pre-diabetes. Para el 2011, esa cifra se había más que triplicado, alcanzando un 35.3 por ciento. Los investigadores advierten que esto dará lugar a una avalancha masiva de diabetes tipo 2 en los próximos años, lo que tendrá graves consecuencias para el cuidado de la salud y la esperanza de vida.

En Estados Unidos, casi 80 millones de personas, o una de cada cuatro tiene algún tipo de diabetes o pre-diabetes. Lo que es peor, tanto la diabetes tipo 2 como tipo 1 entre los niños y adolescentes también se ha disparado.

Los datos más recientes,2, 3 revelan que, entre el 2001 y el 2009, la incidencia de diabetes tipo 1 entre los niños menores de 19 años aumentó en un 21 por ciento. La incidencia de diabetes tipo 2 entre los niños de 10-19 años aumentó en un 30 por ciento durante ese mismo periodo de tiempo.

La Medicina Convencional Esta Equivocada…

Estadísticas como éstas apuntan a dos hechos muy importantes. En primer lugar, nos dice que la diabetes no puede ser causada principalmente por la genética, y en segundo, dice literalmente, que algo que estamos haciendo, de manera coherente y en masa, esta horriblemente mal, y tenemos que enfrentarlo.

En este caso, ese «algo» mal que estamos haciendo es llevando una alimentación seriamente defectuosa y falta de actividad física. Desafortunadamente, el Dr. Ron Rosedale escribió en el 2005, Doctors Cause Diabetics to D.I.E (Los Médicos Hacen Que los Diabéticos Mueran) de sus recetas fallidas, que surgen de una falta básica de una idea causante de esta enfermedad. DIE, aquí, es un acrónimo inteligente de «Exacerbación Inducida por Doctores», que de hecho incluye, la muerte temprana.

La medicina convencional tiene catalogada a la diabetes tipo 2 como un problema con el azúcar en la sangre en vez del problema subyacente de la señalización inadecuada de leptina e insulina. La realidad es que la diabetes es una enfermedad arraigada en la resistencia a la insulina4 y tal vez más importante aún, un mal funcionamiento de la señalización de la leptina, causada por los niveles crónicamente elevados de insulina y leptina.

Es por esto que el enfoque de la comunidad médica para su tratamiento no ofrece soluciones. El tratamiento de la diabetes tipo 2 con insulina es en realidad una de las peores cosas que puede hacer…

Investigaciones recientes han llegado a las mismas conclusiones a las que advirtió el Dr. Rosedale hace alrededor de una década, y es que el tratamiento para la diabetes tipo 2 con insulina puede provocar aún más al desarrollo de la diabetes tipo 1.

Y, los médicos entrenados convencionalmente no solo están equivocados acerca de la causa de la enfermedad, sino que siguen transmitiendo información nutricional seriamente fallida, permitiendo así que la enfermedad se propague hasta alcanzar proporciones epidémicas.

Definición de Términos

Antes de entrar en el meollo de las causas y los tratamientos para la diabetes, vamos a aclarar la diferencia entre el tipo 1 y tipo 2, y la aparición de la que algunos se refieren como la diabetes «tipo 3». Los términos «pre-diabetes» y «síndrome metabólico» también necesitan ser explicados.

  • Pre-diabetes, también conocida como tolerancia a la glucosa estropeada, es un término utilizado para describir un estado previo de la progresión de la resistencia a la insulina. Se diagnostica convencionalmente por tener niveles de azúcar en sangre en ayunas entre 100 y 125 mg/dl.

La prediabetes es muy fácil de revertir. Simplemente cambiando los alimentos procesados ​​por los alimentos enteros y orgánicos bajos en azúcar y carbohidratos que se convierten en azúcar en combinación con unos minutos de ejercicio diariamente, esto rápidamente lo pondrá en el camino para revertir esta condición.

  • Síndrome metabólico. A medida que su resistencia a la insulina avanza, su hígado produce un exceso de azúcar y grasa y los músculos esqueléticos son menos capaces de quemar y hacer glucógeno, que es cómo se almacena la glucosa en los músculos y el hígado. A su vez, hay un aumento de azúcar y grasas en la sangre causando altos niveles de triglicéridos y aumento de grasa corporal – especialmente grasa abdominal y aumento de la presión arterial.

Tener 3 o más de un grupo de síntomas causados ​​por la resistencia a la insulina (y ahora sabemos que la leptina también) – triglicéridos altos, colesterol HDL bajo, mayor nivel de glucosa en sangre, presión arterial y mayor grasa en el vientre—es conocido como síndrome metabólico (Anteriormente se les conocía como síndrome X).

  • Tipo 1: Diabetes dependiente de insulina. Tradicionalmente, la diabetes tipo 1 se desarrolla antes de los 20 años. Solía ​​ser relativamente poco frecuente, pero como se señaló anteriormente, su incidencia está aumentando rápidamente.

La diabetes tipo 1 es tradicionalmente una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmunológico destruye las células del páncreas productoras de insulina, causando incapacidad de producir insulina, si no se trata, puede causar la muerte en días o semanas debido a coma hiperglucémico.