Cómo el óxido nítrico podría combatir el COVID-19

Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 21 de octubre del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • Investigaciones recientes demuestran que el óxido nítrico (NO, por sus siglas en inglés) tiene un efecto antiviral sobre el virus SARS-CoV-2, al bloquear la replicación viral in vitro de manera muy eficaz
  • Se demostró que la inhalación oral de NO mejora la oxigenación arterial en las personas hipoxémicas al redistribuir el flujo sanguíneo en los pulmones hacia las regiones con mejor ventilación. También contrarresta la coagulación sanguínea
  • La proteasa principal del SARS-CoV-2 es una enzima importante en el ciclo de vida del virus, lo que lo convierte en una parte importante para desarrollar medicamentos. Al enfocarse en esta enzima, los investigadores consideran que se puede combatir el SARS-CoV-2 de manera eficaz y eso es lo que hace el NO
  • Es posible fortalecer la resistencia contra el SARS-CoV-2 al implementar estrategias que aumenten la producción natural de NO
  • Para aumenta la producción de NO es importante incluir el entrenamiento de restricción del flujo sanguíneo y otros ejercicios de alta intensidad, tener una mayor exposición al sol y consumir alimentos ricos en nitratos

He escrito muchos artículos en los que se analiza una amplia variedad de terapias que tienen un impacto positivo en el SARS-CoV-2 y la progresión de la enfermedad. Ahora, es posible añadir óxido nítrico (NO, por sus siglas en inglés) a esta lista, que no debe confundirse con el óxido nitroso (N2O, que es un sedante conocido como el gas de la risa). De acuerdo con Åke Lundkvist, profesor de la Universidad de Uppsala quien dirigió el estudio en cuestión:

«Hasta donde sabemos, el óxido nítrico es la única sustancia que hasta ahora demostró tener un efecto directo sobre el SARS-CoV-2. Hasta que obtengamos una vacuna que funcione, esperamos que la inhalación de NO sea una forma eficaz de tratamiento. Es posible que la dosis y el momento de tratamiento desempeñen una función importante en el resultado, lo cual debe explorarse lo antes posible».

¿Qué es el óxido nítrico (NO)?

El óxido nítrico es un gas soluble producido continuamente por el aminoácido L-arginina que se encuentra dentro de las células. Aunque el óxido nítrico es un radical libre, también es una molécula importante de señalización biológica que respalda la función endotelial normal y protege las mitocondrias, que son las pequeñas «centrales eléctricas» dentro de las células que producen la mayoría de la energía corporal en forma de ATP.

Se almacena en el revestimiento del endotelio (vasos sanguíneos) y puede activarse mediante el ejercicio o la alimentación. El NO es un vasodilatador que ayuda a relajar y ensanchar el diámetro de los vasos sanguíneos.

El óxido nítrico (NO, por sus siglas en inglés) tiene un efecto antiviral contra el SARS-CoV-2. Se demostró que la inhalación oral de NO mejora la oxigenación arterial en las personas hipoxémicas al redistribuir el flujo sanguíneo en los pulmones hacia las regiones con mejor ventilación y contrarresta la coagulación sanguínea, lo que es muy importante para las personas con COVID-19. ~ Redox Biology 2020

El flujo sanguíneo saludable permite una mejor oxigenación de los tejidos y órganos y ayuda a eliminar los desechos y el dióxido de carbono. Es importante destacar que el NO se infunde en áreas hipóxicas, lo que significa que necesitan oxígeno, mientras que el corazón y el cerebro consumen grandes cantidades de oxígeno. El NO también:

Mejora la función inmunológica, al hacer que el cuerpo combata los patógenos extraños de mejor manera
Tiene un poderoso potencial para combatir las bacterias
Protege la salud mitocondrial
Ayuda a mantener la homeostasis fisiológica, ya que en el intestino, el NO regula el flujo sanguíneo de las mucosas, la motilidad intestinal y el grosor del moco
Desempeña un papel importante en la homeostasis de las especies de oxígeno reactivo, lo que puede tener un impacto significativo en las vías metabólicas
Ayuda a suprimir la inflamación
Promueve la angiogénesis, que es la formación de vasos sanguíneos
Ayuda a mejorar la condición física, por ejemplo, el betabel crudo aumenta la resistencia durante el ejercicio hasta en un 16 % como resultado de una mayor producción de NO
Mejora la neuroplasticidad cerebral al mejorar la oxigenación de la corteza somatomotora, que es un área del cerebro que a menudo se ve afectada en las primeras etapas de la demencia
Ayuda a revertir el síndrome metabólico y tiene efectos para combatir la diabetes

El óxido nítrico inhibe la replicación del SARS-CoV-2

Como se mencionó anteriormente, se sabe que el NO tiene efectos para combatir los microbios, mientras que los investigadores suecos demostraron que el NO inhibe la replicación del SARS-CoV-2 in vitro al dirigirse a la proteasa principal del SARS-CoV-2. El estudio en cuestión se publicó en la edición de octubre de 2020 de Redox Biology. Como se explica en varias secciones de este documento:

“El óxido nítrico (NO) es un antimicrobiano de amplio espectro y un vasodilatador que es eficaz para reducir la replicación del SARS-CoV y la hipoxia en personas con síndrome respiratorio agudo severo.

En un ensayo clínico, se demostró que el NO es un antivíral eficaz para combatir el SARS-CoV in vitro e in vivo, al inhalarlo en concentraciones muy pequeñas.

Además, el NO mejora la oxigenación arterial en las personas hipoxémicas al redistribuir el flujo sanguíneo en los pulmones hacia las regiones con mejor ventilación y contrarresta la coagulación sanguínea, lo que es muy importante para las personas con COVID-19.

Se propuso el uso de NO para prevenir y tratar el COVID-19, pero aún no se han informado datos clínicos. En el presente estudio in vitro se probó el efecto antiviral del NO en las células infectadas con SARS-CoV-2.

El NO liberado de la S-nitroso-N-acetilpenicilamina (SNAP) tuvo un efecto dependiente de la dosis sobre la replicación del SARS-CoV-2. El SNAP (donante de NO), pero no el NAP (versión sin NO) demostró una reducción del número de copias de ARN viral del SARS-CoV-2, lo que demuestra que el NO tiene un efecto antiviral para combatir el SARS-CoV-2 y de una manera similar a la ya antes mencionada para el SARS-CoV y otros virus.

Aunque la replicación viral no se eliminó por completo (a 200 μM y 400 μM), el SNAP retrasó o evitó por completo el desarrollo del efecto citopático viral en las células tratadas, mientras que el efecto protector se relacionó con el nivel para inhibir la replicación viral»,

La siguiente imagen compara los efectos citopáticos a lo largo del tiempo (intervalos de 24 horas) entre las células tratadas con SNAP a 200 μM y 400 μM y los controles no tratados. Las células se amplifican hasta 100 veces.

controles no tratados

La proteasa principal del SARS-CoV-2 es un medicamento atractivo

La proteasa principal del SARS-CoV-2 es una enzima importante en el ciclo de vida del virus, lo que lo convierte en una parte importante para desarrollar medicamentos. Como se explica en un artículo de Nature publicado en 2020, la proteasa 3CL «es esencial para procesar las poliproteínas que se traducen del ARN viral para producir proteínas virales funcionales».

Al enfocarse en esta enzima, los investigadores consideran que se puede combatir el SARS-CoV-2, de manera eficaz, y eso es lo que hace el NO. De acuerdo con los investigadores de Suecia:

«Con base en este estudio y estudios previos sobre el SARS-CoV in vitro, y un pequeño ensayo clínico, concluimos que el NO puede aplicarse para tratar el COVID-19 y otras infecciones por coronavirus humano».

Cómo aumentar la producción del óxido nítrico de forma natural

Aunque los investigadores suecos sugieren usar la terapia de NO, que ya se usa para problemas de salud como la insuficiencia respiratoria hipóxica en adultos y la insuficiencia respiratoria en recién nacidos, también podría aumentar la resistencia contra el virus al implementar métodos que aumenten la producción natural de NO.

Estas estrategias no funcionan de manera inmediata si contrae una infección por SARS-CoV-2. Por el contrario, al aumentar la producción de NO de forma regular, es menos probable que pueda contraer el virus si está expuesto a él. Dicho esto, las estrategias que aumentarán la producción de NO incluyen:

  1. Entrenamiento de restricción del flujo sanguíneo (BFR, por sus siglas en inglés)
  2. Exponer grandes porciones de piel al sol, ya que el NO se libera en el torrente sanguíneo con el contacto con el sol
  3. Consumir alimentos ricos en nitratos como arúgula y betabel. La producción de NO se puede ampliar al combinar estos alimentos con probióticos

El entrenamiento de restricción de flujo sanguíneo (BFR) aumenta la función vascular

Para mayor información sobre estas estrategias, se demostró que el BFR mejora la función vascular al aumentar la producción de NO. Como se explica en un estudio de 2012 publicado en el International Journal of Vascular Medicine:

“Después de varios minutos de oclusión del manguito arterial en la porción proximal o distal de cualquier arteria, por ejemplo, la arteria braquial y poplítea, la desinflamación del manguito puede provocar un aumento del esfuerzo inducido por hiperemia reactiva y activar la sintasa de óxido nítrico endotelial (eNOS).

Esta activación genera una producción de NO mediada por el esfuerzo en las células endoteliales, mientras que la biodisponibilidad del NO en la célula endotelial es un factor importante y determinante en la protección contra la enfermedad cardiovascular”.

La hipoxia muscular provocada por el ejercicio BFR también aumenta el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), que ayuda a los vasos sanguíneos. El término médico para el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos es angiogénesis. La angiogénesis, a su vez, mejora la biodisponibilidad del NO.

El siguiente gráfico ilustra los cambios vasculares que ocurren en respuesta al BFR. Para mayor información sobre el BFR, incluyendo cómo realizarlo de manera correcta, consulte el artículo: «Información sobre el entrenamiento de restricción del flujo sanguíneo (BFR)«.

cambios vasculares que ocurren en respuesta al BFR

La irradiación UVA activa la liberación del óxido nítrico

En realidad, no hay nada más sencillo que esto: la exposición al sol. Solo debe exponer la mayor cantidad de piel al sol. Como siempre, es importante no exponerse por demasiado tiempo. Las quemaduras solares son contraproducentes ya que dañan la piel. Una vez que la piel adquiera un tono rosado claro, trate de cubrir su piel o buscar un lugar con sombra.

Los rayos ultravioleta A (UVA) y el espectro de luz infrarrojo cercano aumentan el NO, por lo que obtiene el beneficio de ambos extremos del espectro de luz. Como se explica en un artículo de 2009 en la revista Circulation Research: cuando expone su cuerpo al sol, los derivados de NO fotolábiles como el nitrito y los tioles S-nitroso se descomponen y forman NO vasoactivo. (Fotolábil significa que los compuestos se alteran o experimentan cambios químicos en respuesta a la luz).

Consuma alimentos ricos en nitratos

Por último, mencionare los componentes alimenticios. Los nitratos se convierten en nitritos por las bacterias orales durante la masticación. Una vez que los nitritos se ingieren y entran en contacto con el ácido del estómago, se convierten en NO. Puede encontrar más detalles sobre esta conversión en el artículo «Descubra cómo nutrirse con nitratos«.

Los alimentos ricos en nitratos que pueden aumentar el NO incluyen:

ArúgulaBetabel/Betabel FermentadoRuibarbo
CilantroLechuga mantequillaVegetales de primavera como mezcla de mesclun
AlbahacaLechuga de robleAcelgas

Como se mencionó anteriormente, consumir un probiótico puede optimizar la producción de NO al consumir alimentos ricos en nitratos. La razón de esto es que las bacterias intestinales están involucradas en el primer paso de la cadena del metabolismo del NO.

Las bacterias probióticas como Lactobacillus reducen el nitrato a nitrito, el último de los cuales se convierte en un sustrato del NO. Entonces, al añadir probióticos, aumenta el sustrato de NO, lo que permite generar niveles más elevados de NO.

Además de los muchos beneficios ya mencionados, también se demostró que el NO mejora las contracciones musculares en el diafragma, lo que mejora la respiración. Esto, además de los efectos antivirales, puede tener un beneficio directo para el COVID-19.

Para el estudio, los investigadores dividieron los ratones mayores en dos grupos. Como referencia, los ratones involucrados en el estudio tenían 24 meses de edad, lo que equivale a unos 70 años de edad humana. A un grupo se dio agua durante 14 días, la cual contenía nitrato de sodio. El otro grupo recibió agua normal.

Después del período de estudio, midieron la fuerza isométrica y la potencia máxima de los músculos del diafragma y encontraron que ambos aumentaron en el grupo que tomo nitrato. Este incremento en la fuerza y potencia se tradujo en una mejor contracción del diafragma, que luego mejoró la función pulmonar y la respiración.

El aumento de potencia en el diafragma también podría ayudar a las personas mayores a limpiar los pulmones de manera más eficaz, lo que podría ayudar a reducir el riesgo de desarrollar infecciones.

La capacidad para producir NO disminuye con la edad, por lo que es importante tomar medidas para aumentar la producción de NO a medida que envejece. La función de los músculos respiratorios también disminuye con la edad, lo que contribuye a los problemas respiratorios, disfunción de las vías respiratorias y una menor calidad de vida.

Dado que los nitratos pueden mejorar la función muscular del diafragma, podrían optimizar los pronósticos para las poblaciones de edad mayor con infecciones respiratorias como el COVID-19. Los nitratos también mejoran la absorción de oxígeno al dilatar los vasos sanguíneos y permitir que se suministre más oxígeno a los músculos, como el diafragma, y otras células.

Cómo el hidrógeno molecular impacta la producción del óxido nítrico

En conclusión, me gustaría abordar el lado perjudicial del NO y cómo influye en el COVID-19. Como lo explicó Tyler W. LeBaron, en una conferencia reciente que se incluyó en el artículo «Cómo el hidrógeno molecular podría ayudar en la lucha contra el COVID-19«, la mayor parte de la destrucción provocada por el SARS-CoV-2 se debe a las especies reactivas de oxígeno (ROS) y la inflamación sistémica.

Y, como se mencionó anteriormente, el NO es un radical libre y una molécula de señalización. Como tal, puede tener efectos positivos o negativos, ya que depende de los niveles y de lo que esté sucediendo.

Las ROS son moléculas que causan daño oxidativo. Sin embargo, no todo es malo. Los neutrófilos que producen ROS también producen NOX y superóxido. El superóxido ayuda a matar el patógeno, pero debe ser regulado, ya que es malo tener mucho. Lo mismo ocurre con el NO.

Aunque el NO puede inhibir la replicación viral y estimular el sistema inmunológico, no quiere producir demasiado, porque a medida que aumentan los niveles de superóxido y NO, se combinan y forman peroxinitritos, que son muy dañinos. Los peroxinitritos a su vez forman radicales de hidroxilo, que son los ROS más citotóxicos.

Por lo general, cuando el superóxido logra su función, la dismutasa lo convierte en peróxido de hidrógeno, que a su vez se convierte en agua y oxígeno. Este proceso está regulado por un factor de transcripción conocido como Nrf2/keap1.

Cuando se activa este factor de transcripción, activa los antioxidantes naturales del cuerpo, como el glutatión y la catalasa. El Nrf2, que participa en la desintoxicación de fase 2, regula más de 200 proteínas y enzimas protectoras. El problema es que cuando hay cantidades excesivas de ROS, el sistema Nrf2 se agota y ya no puede regular el proceso inflamatorio.

El hidrógeno molecular (gas H2) tiene la capacidad de activar la vía Nrf2/keap1, al reponer los antioxidantes endógenos. Al hacerlo, el H2 regula y mantiene la homeostasis en todo el sistema y evita que la infección se salga de control y provoque la muerte celular.

El H2 también puede reducir la producción excesiva de NO y superóxido al regular descendentemente las enzimas NOX y NOS. Esto es bueno para el COVID-19, ya que cuando estas dos moléculas aumentan, se forman muy rápido para crear el peroxinitrito pernicioso.

Al considerar que los niveles excesivos de NO parecen ser parte del proceso de la enfermedad del COVID-19 en las etapas posteriores, la terapia con NO podría ser la más adecuada en las primeras etapas de la infección y no durante las etapas más avanzadas cuando se genera la inflamación.

Como señaló la Front-Line COVID-19 Critical Care (FLCCC) Alliance, la replicación viral máxima se presenta con los primeros síntomas, que incluyen síntomas similares al resfriado o gripe, pérdida del gusto y el olfato, mialgia (dolor muscular) y malestar general.

En este momento, la atención debe enfocarse en las terapias antivirales, como la terapia de inhalación de NO. A medida que los síntomas empeoran, la replicación viral disminuye automáticamente, lo que genera una mala regulación del sistema inmunológico, por lo que, en este punto, el NO podría causar más problemas de los que resuelve.

Peróxido de hidrógeno nebulizado

Aunque no está relacionado con el NO, considero que una de las opciones más efectivas disponibles es el peróxido de hidrógeno nebulizado. Este es un remedio casero que recomiendo, ya que en muchos casos puede mejorar los síntomas en cuestión de horas. Es muy eficaz en las personas que se encuentran en las últimas etapas de la enfermedad.

El Dr. David Brownstein, que trato con éxito a más de 100 personas con peróxido de hidrógeno nebulizado, publicó un artículo de caso sobre este tratamiento en la edición de julio de 2020 de SciencePublic Health Policy and The Law.

En mi artículo «¿El peróxido de hidrógeno podría tratar el coronavirus?«, de abril de 2020, analicé parte de la ciencia básica sobre cómo funciona el peróxido de hidrógeno, así como algunos de los estudios que evalúan su potencial terapéutico. El estudio más relevante se publicó en marzo de 2020 en la revista Journal of Hospital Infection. Estudiaron el peróxido de hidrógeno al 0.5 % y descubrieron que eliminó a los coronavirus en humanos, incluyendo los coronavirus responsables del SARS y MERS.

El peróxido de hidrógeno nebulizado es muy seguro. Brownstein lo ha utilizado durante 25 años sin desarrollar efectos nocivos. También es muy económico y puede utilizarse en casa sin receta médica. En mi opinión, es una de las mejores terapias para infecciones virales como el SARS-CoV-2 o incluso los peores virus respiratorios que se desatarán en el futuro.

Recomiendo comprar un nebulizador, que produzca una niebla muy fina, mientras que las versiones caseras son más fuertes que los modelos portátiles que funcionan con baterías. El que yo uso es el de sistema de compresor en aerosol Pari Trek S con careta facial (no incluida) y sin la boquilla.

Es importante adquirir el equipo y el peróxido ANTES de necesitarlo, ya que cuanto antes trate la infección, mejores serán los resultados, aunque los testimonios son muy impresionantes incluso en las etapas avanzadas de la enfermedad. No es necesario usarlo de manera preventiva, solo si está enfermo o expuesto a la enfermedad.

Yo he utilizado una dilución al 0.1 % y Brownstein del 0.04 %. Ni Brownstein ni yo recomendamos usar peróxido de hidrógeno comercial al 3 % que se encuentra en la mayoría de las tiendas de productos comestibles, ya que contiene estabilizadores tóxicos. Para obtener mayores beneficios, se recomienda diluir el peróxido con solución salina.

Para diluir el peróxido al 35 % con una solución al 0.04 %, es importante hacerlo al 3 % y mezclar 1 parte de peróxido con 10 partes de agua esterilizada, para tomar 3 centímetros cúbicos (c.c.) de esa dilución y añadirlo a una bolsa de 250 c.c. de solución salina normal. Esto lo reduce a una concentración del .04 %. En el video anterior, se muestra cómo preparar el peróxido nebulizado.