Cómo afectan las bacterias intestinales a su peso y por qué las carnes provenientes de CAFOS promueven la enfermedad resistente a los antibióticos

Sin embargo, otro estudio realizado en el 20107 demostró que las personas obesas fueron capaces de reducir su grasa abdominal en casi un cinco por ciento y la grasa subcutánea en más del tres por ciento, con el simple hecho de tomar una bebida de leche fermentada rica en probióticos durante 12 semanas. Y dado a que el grupo de control no experimentó reducciones significativas de grasa durante el período del estudio, esta es una estrella de oro más para los probióticos.

También se ha encontrado que los probióticos benefician el síndrome metabólico, que muchas veces va de la mano de la obesidad. Esto tiene sentido, ya que ambos son causado por una alimentación rica en azúcares, que provoca resistencia a la insulina y estimula el crecimiento de bacterias malas, así como el exceso de peso.

La alimentación y los factores ambientales afectan su flora intestinal

Durante mucho tiempo le he venido diciendo que es una buena idea “volver a sembrar” su cuerpo con bacterias buenas de vez en cuando tomando un suplemento de probióticos de alta calidad o comiendo alimentos fermentados de forma tradicional que no estén pasteurizados, tales como:

    Vegetales fermentados Lassi (una bebida de yogurt de origen Indio, que tradicionalmente se disfruta después de cenar) Leche fermentada, como el kéfir Natto (soya fermentada)

Una de las razones por la que los alimentos fermentados son tan benéficos es debido a que contienen bacterias de ácido láctico, que por supuesto tiene beneficios de salud que van más allá de la pérdida de peso, así como una amplia variedad de otras bacterias benéficas. Lo ideal sería que comiera una variedad de alimentos fermentados para maximizar la variedad de bacterias en el intestino. Pero comer alimentos fermentados podría no ser suficiente si el resto de su alimentación es realmente pobre.

Sus bacterias intestinales son una parte activa e integrada de su cuerpo y como tal son vulnerables a su estilo de vida. Si usted come muchos alimentos procesados, por ejemplo, sus bacterias intestinales estarán en peligro porque los alimentos procesados en general destruirán la microflora saludable y alimentaran las bacterias malas y las levaduras. Sus bacterias intestinales también son muy sensibles a:

    Antibióticos Agua clorada Jabón antibacterial Productos químicos agrícolas Contaminación

Los peligros a la salud ocultos de los antibióticos en la carne

Una noticia relacionada resalta una de las fuentes ocultas de antibióticos que puede tener un impacto significativo a largo plazo en su flora intestinal y en su salud en general.

Escribiendo para el New York Times,8 David A. Kessler, ex comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de 1990 a 1997, advierte que los patógenos resistentes a los antibióticos en el ganado están en aumento y todo como resultado del hecho de que, en los Estados Unidos, los antibióticos son utilizados de forma rutinaria para alimentar al ganado, no sólo para combatir las infecciones, sino para promover el aumento de peso de manera poco saludable (pero rentable).

“Aunque la FDA puede ver qué tipo de bacterias resistentes a los antibióticos están saliendo de las instalaciones ganaderas, la agencia no sabe lo suficiente sobre los antibióticos que están siendo utilizados para alimentar a estos animales,” escribe él.

“Este es un problema grande de salud pública, porque darle estos antibióticos a un ganado que no tiene problemas de salud lo único que hace es crear súper bacterias que pueden infectar a las personas. Necesitamos saber más sobre el uso de antibióticos en la producción de nuestra carne y aves de corral. Los resultados podría ser una cuestión de vida o muerte…Puede sonar contradictorio, pero alimentar el ganado con antibióticos a niveles bajos podría estar causando el daño más grande.

Cuando él aceptó el Premio Nobel en 1945 por su descubrimiento de la penicilina, Alexander Fleming advirtió: “existe el peligro de que el hombre ignorante pueda sobre dosificarse fácilmente a sí mismo y al exponer sus microbios a cantidades no letales del medicamento hacerlos resistentes a este.” Lo más probable es que lo que no se imaginaba que, un día, estaríamos haciendo esto a miles de millones de animales en instalaciones parecidas a las de una fábrica.”

La relación entre el uso de antibióticos en el ganado y las enfermedades resistentes a los antibióticos es tan clara que el uso de antibióticos como promotores de crecimiento en el alimento de los animales ha sido prohibido en Europa desde el 2006.9 En contraste, de acuerdo con el primer informe que ha hecho la FDA10 sobre el tema, las operaciones de alimentación de animales confinados (CAFO) utilizaron la sorprendente cantidad de 29 millones de libras de antibióticos en el 2009 y de acuerdo con Kessler y para el 2011 ese número había aumentado a casi 30 millones de libras, lo que representa cerca del 80 por ciento de las ventas de antibióticos reportadas ese año.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply