Combata la gripe y los resfriados con… ¡Ajo!

Por Dr. Mercola, septiembre de 2013

Si desea una forma sencilla de aumentar el poder de sus alimentos para combatir las enfermedades, sea generoso con el uso de hierbas y especias de alta calidad. Esto se aplica todo el año, pero a medida que se aproxima la temporada de resfriados y la gripe, es posible que desee considerar condimentar las cosas más de lo normal.

No existe escasez de investigaciones que muestren que las hierbas y especias son uno de los alimentos más saludables que puede consumir. Y son un «arma secreta» que casi todo el mundo puede aprovechar, independientemente de su presupuesto.

El ajo, en particular, ha sido aclamado por sus poderes curativos, especialmente contra las enfermedades infecciosas como la gripe y el resfriado.

Esto se debe a sus efectos que estimulan el sistema inmunológico. El ajo fresco es también un potente agente antibacteriano, antiviral y antihongo. Pero sus efectos terapéuticos podrían incluso ser mejor que eso.

Ajo – Una Hierba que Estimula la Salud en General

El artículo destacado en Medical News Today1 contiene una lista impresionante del uso histórico del ajo como medicina natural además de investigaciones modernas que respaldan la sabiduría de tales manifestaciones anticuadas. Green Med Info ha reunido una lista de estudios que demuestran más de 150 efectos benéficos para la salud del ajo. Por ejemplo, los estudios muestran que el consumo regular del ajo (principalmente crudo):

  • Puede ser eficaz contra las bacterias resistentes a los medicamentos
  • Reduce el riesgo de enfermedades del corazón,2 incluyendo ataques al corazón3 y embolia
  • Ayuda a normalizar el colesterol4 y la presión arterial
  • Protege contra el cáncer,5, 6 incluyendo el cerebro,7 de pulmón,8 y de próstata9
  • Reduce el riesgo de osteoartritis10

Se cree que gran parte de los efectos terapéuticos del ajo provienen de sus compuestos que contienen azufre, tales como la alicina, que también es lo que le proporciona su olor característico. Otros compuestos que promueven la salud incluyen oligosacáridos, proteínas ricas en arginina, selenio y flavonoides.11

La investigación12 ha revelado que la alicina se digiere en el cuerpo, produce ácido sulfónico, un compuesto que reacciona más rápido con los peligrosos radicales libres en comparación con cualquier otro compuesto conocido.

Esta es una de las razones por las que he nombrado al ajo como uno de los siete principales alimentos para el anti-envejecimiento que puede consumir. El ajo es también una triple amenaza para las infecciones, ya que ofrece propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas.

No sólo es eficaz para matar las bacterias resistentes a los antibióticos, incluyendo MRSA, sino también combate las infecciones por hongos, virus y parásitos. Sin embargo, para proporcionarle los beneficios óptimos de salud se debe consumir fresco.

El diente de ajo fresco debe ser machacado o picado con el fin de estimular la liberación de una enzima llamada alliinase, que a su vez cataliza la formación de alicina.13 La alicina a su vez se descompone rápidamente para formar una serie de compuestos orgánicos de azufre. Así que para «activar» las propiedades medicinales del ajo, comprima un diente fresco con una cuchara antes de tomarlo, o exprímalo en el extractor junto con otros vegetales.

Un solo diente mediano, o dos es suficiente, y es bien tolerado por la mayoría de la gente. El ingrediente activo, alicina, se destruye durante la primera hora de haber sido machacado, por lo que las píldoras de ajo son prácticamente ineficaces.

Usted adema no obtendrá todos los beneficios de salud que ofrece el ajo si lo utiliza la versión en frasco, en polvo o seco. Peor aún, se han encontrado al menos dos cadenas de supermercados que venden ajo en polvo importado de China, contaminado con altos niveles de plomo, arsénico y sulfitos añadidos, de acuerdo con un reciente artículo de PreventDisease.com.14

Si usted desarrolla un olor socialmente ofensivo, simplemente disminuya la cantidad de ajo que está consumiendo hasta que desaparezca el olor. Si el ajo le ocasiona malestares, este,  probablemente es un mensaje de que debería evitarlo.

Ajo vs Tamiflu

El ajo puede ser particularmente útil para enfrentar la temporada de resfriados y la gripe, ya que contiene compuestos capaces de matar una amplia variedad de microorganismos, incluyendo virus y bacterias que pueden causar dolores de oído, resfriados y gripe. La respetada organización de investigación Cochrane Database – que ha informado en repetidas ocasiones que la ciencia no apoya el uso de la vacuna contra la gripe – como una primera línea de defensa-también ha revisado otras alternativas, como el uso del ajo.15