Científicos de Harvard te ruegan que ya no tomes leche

Por Mike Barrett, Natural Society, 3 de julio de 2013, Traducido por Mariana Escalante, Vía Orgánica A.C.

Puede que los veganos hayan tenido la razón todo el tiempo; mientras está recién exprimida, la leche orgánica ofrece numerosos beneficios a la salud. Un investigador de Harvard y pediatra afirma que la leche convencional y los productos lácteos causan daño– gracias a la adhesión de endulzantes que comprometen la salud.

Como lo mencionó David Ludwig en una investigación, publicada en el Diario de la Asociación Médica de Pediatras Americana, existe información que concluye sobre los efectos enfermizos de las bebidas endulzadas con azúcar. El sobreconsumo de azúcar ha sido relacionado a la obesidad, diabetes, dolor provocado por inflamación, y mucho más. Y por los efectos negativos del azúcar a nuestra salud, hasta el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), la Academia de Pediatras Americanos y otras organizaciones, están haciendo recomendaciones para no consumir calorías provenientes de bebidas endulzadas.

La bebida que contiene una caloría que aún promueven muy fuertemente, sin embargo, es leche reducida en grasa, donde se recomienda tomar 3 tazas diarias.

“Esta recomendación de tomar tres tazas diarias de leche – es probablemente el consejo más predominante dado al público estadounidense sobre la dieta en el medio siglo pasado. Como resultado, los estadounidenses están consumiendo miles de millones de galones de leche al año, presumiblemente bajo el supuesto de que sus huesos se destruirán sin ellos,” dice David Ludwig.

En lo que le concierne a Ludwig, si la USDA está recomendando tomar leche reducida en grasa, también está alentando- sin darse cuenta- el consumo de azúcares añadidos – un consejo que va contra toda la investigación que dice que no consumas azúcar y bebidas endulzadas con azúcar. La idea de consumir leche reducida en grasa o leche con chocolate cancela todo el razonamiento para la recomendación en primer lugar, ya que las grasas están siendo simplemente reemplazadas con azúcares peligrosos.

“El pero daño es la leche de chocolate reducida en grasa: si le quitas la grasa, tiene menos sabor. Así que para lograr que los niños tomen 3 tazas al día, tienes esta bebida endulzada con azúcar,” dice Ludwig. “…podemos conseguir bastante calcio de un amplio rango de alimentos. En un principio de gramo por gramo, la coliflor cocida tiene más calcio que la leche. Sardinas, semillas, nueces, frijoles, vegetales de hojas verdes, son todos fuentes de calcio.”

El caso contra lácteos bajos en grasas, y otros peligros de la leche

El investigador de Harvard, David Ludwig, ha analizado y criticado las recomendaciones de la USDA, pero hay mucho más en el argumento de entero vs reducido en grasa para la leche y los productos lácteos.

Existen varias razones para evitar ciertas grasas como las grasas trans y las grasas refinadas polisaturadas en los aceites vegetales (como el de maíz, soya, girasol y canola), pero la evidencia del consumo moderado de grasas saturadas, que se encuentran en la leche, aceite de coco y animales alimentados con pasto, está saliendo a la superficie. Mientras la grasa saturada fue villanizada por décadas, un análisis del 2010 publicado en el Diario Estadounidense de Nutrición Clínica concluyó que “no hay evidencia significativa para concluir que la grasa saturada en la dieta está asociada con un aumento en el riesgo de (enfermedad coronaria del corazón o enfermedad cardiovascular).”

Más aún, existen numerosos beneficios por tomar productos lácteos con grasas enteras. En su estado más puro (recién exprimida, orgánico, y que venga de vacas alimentadas con pasto), se ha descubierto en investigaciones que los lácteos enteros promueven potencialmente la salud cardiaca, controlan la diabetes, ayudan en la absorción de vitaminas, reducen el riesgo de cáncer de intestino, y hasta ayudan en la pérdida de peso. Pero mientras lácteos puros pueden promover tu salud, los lácteos convencionales pueden probar ser dañinos.

Antes de que consumas más lácteos convencionales, por favor infórmate sobre lo qué hay en tu lácteo. Te sorprenderás de que puede haber más de 20 analgésicos, antibióticos y mucho más acechando en tu leche.

Fuentes adicionales:

DailyMail

Today Health

Fuentes:

Natural Society

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario