Carta abierta a Whole Foods Market, de la Asociación de Consumidores Orgánicos (OCA)

Por Ronnie Cummins, Director de OCA, publicada en Common Dreams, Traducida por Ana María Quispe, de Vía Orgánica

Querido John,

Gracias por tu carta de fecha 26 de agosto, firmada por uno de tus abogados, amenazando con demandar a la Asociación de Consumidores Orgánicos (OCA), con el absurdo alegato que una petición que hemos estado circulando viola sus «derechos de propiedad intelectual». Teniendo en cuenta la mala publicidad que has recibido últimamente por admitir que las tiendas de Whole Foods Market (WFM) son proveedores de «comida chatarra»; que WFM necesita vender mucho más productos orgánicos certificados (en lugar de artículos convencionales disfrazados de «naturales»), que los productos de la marca privada de WFM etiquetada como

«365” necesitan ser estudiados a fondo por la contaminación transgénica; que no crees que todos los estadounidenses merecen tener acceso a seguro de salud subsidiada por el gobierno, o que necesitan de sindicatos, tal vez quieras reconsiderar enjuiciar a la más grande y vigilante organización de consumidores de los Estados Unidos.

Un número de nuestros miembros, al igual que periodistas, me han preguntado recientemente por qué OCA no se ha unido a la convocatoria de boicotear Whole Foods Market, ya que ciertamente hemos llamado al boicot de otras cadenas de venta al por menor (Wal-Mart) y falsas marcas de productos lácteos orgánicos, tales como Horizon y Aurora (cuya leche barata industrial se vende bajo una marca privada a Wal-Mart, Costco, Target, Safeway, y otros).

OCA aún no ha llamado a un boicot de WFM pues es nuestra experiencia durante la última década que siempre responderás a la presión de los consumidores orgánicos, si muchos de nosotros levantamos nuestra voz lo suficientemente fuerte como para empañar la imagen de tu marca y amenazar tus bases. Obviamente, esta no ha sido nuestra experiencia con otros boicots de OCA, como con Monsanto o Wal-Mart.

Cuando en 1998 OCA se unió a Greenpeace y a otros para demandar que WFM elimine los productos contaminados con organismos genéticamente modificados (OGMs) de sus tiendas, WFM manifestó públicamente su oposición a los OGMs y prometió que su marca «365» estaría libre de OGMs. A raíz de esta declaración, WFM ofreció apoyo financiero a la Campaña para Etiquetar los Alimentos Genéticamente Modificados, una coalición en la que OCA era un destacado miembro. A principios de 1998, OCA y WFM generaron cientos de miles de firmas en una campaña exitosa exigiendo que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA siglas en Ingles) mantenga la prohibición de los OGMs, de las aguas negras, e irradiación en la producción de alimentos orgánicos.

En el 2006, cuando OCA llamo al boicot de la leche de la fabrica Aurora, falsamente etiquetada como orgánica, WFM discretamente dejo de comprar de Aurora. Del mismo modo cuando el Instituto Cornucopia y OCA mostraron que la marca de leche Horizon de Dean Food provenía significativamente de operaciones de animales en confinamiento intensivo, les permitiste a tus gerentes regionales eliminar los productos Horizon o significativamente reducir su espacio en los estantes. Y la mayoría de ellos lo hizo.

En el 2008 OCA expuso el hecho de que una serie de productos para el cuidado personal de WFM, así como 48 de los 100 productos de cuidado personal vendidos como «orgánicos» o «naturales» en sus almacenes, estaban contaminados con el agente carcinógeno peligroso 1,4 dioxanos. Después OCA, la compañía Dr. Bronner’s Magic Soap, y el Estado de California expusieron a marcas de WFM y otros llamados orgánicos, tales como las Jason, Nature´s Gate, y Kiss My Face, y tomaron acción legal. WFM entonces se comprometió a reformular todos sus productos de cuidado personal bajo su marca.

Más tarde, en 2008, OCA, junto con La Unión de Trabajadores del Campo y Los Sindicalistas, lanzaron una campaña de peticiones nacionales y piquetearon frente a los supermercados WFM en 35 estados, presionando a WFM pedirle a su principal proveedor de carne natural, Beef Northwest (“La Carne Natural del país») a reconocer el hecho de que el 80% de sus trabajadores, la mayoría inmigrantes se habían suscrito al sindicato de la Unión de Trabajadores del Campo. Después de dos meses de campaña, WFM, junto con Bon Appetit y Puget Comunidad Coop, presionaron a Beef Northwest a reconocer el sindicato.

1 comentario
  1. Jorge Maradiaga Dice:

    Muy interesante esa carta ,entonces WFM es un fraude juega con la salud del consumidor?

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario