Calderón y Peña impulsan iniciativas agresivas para privatizar el ejido y las tierras comunales: Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas, CONOC

Alto al cambio de la SRA a Secretaría de “Desarrollo Agrario”, Territorial y Urbano

No a la privatización del ejido y la comunidad ni al despojo de sus patrimonios territoriales

Paremos esta nueva ofensiva de Peña Nieto y Calderón contra la propiedad social de la tierra

La propiedad social de la tierra es la base de la soberanía alimentaria, la reactivación del campo y de la plena realización del derecho constitucional a la alimentación

Llamamos a las organizaciones campesinas y de la sociedad civil así como a los partidos y movimientos políticos progresistas a defender los derechos constitucionales de los ejidos y comunidades

Por CONOC, 29 de noviembre de 2012

Rechazamos la pretensión del presidente electo Enrique Peña Nieto de reformar la Ley de la Administración Pública Federal para crear la Secretaria de “Desarrollo Agrario”, Territorial y Urbano en sustitución de la Secretaría de la Reforma Agraria. Dicha iniciativa de reforma fue presentada por el Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados y aprobada -sin consulta con la sociedad rural- con el voto favorable de l@s diputad@s del PRI, PAN, PVEM, Panal y con la abstención de 85 diputad@s del PRD y el rechazo de 50 diputad@s del PRD, PT y MC.La reforma que crea la Secretaría de “Desarrollo Agrario”, Territorial y Urbano, asumiría tareas que hasta ahora efectuó la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) y las que tenía la Sedesol en materia de desarrollo urbano, regional y de vivienda.

Esta nueva secretaría pretende bajo la pantalla del “Desarrollo Agrario”, profundizar y acelerar la especulación, despojo, expropiación, privatización y cambio de uso de suelo de las tierras ejidales y comunales de alta plusvalía hacia otros usos tales como vivienda, desarrollos comerciales, turísticos, mineros, etc.

En la reforma que crea esta nueva secretaría no hay funciones estratégicas y duras permitan suponer una nueva y verdadera estrategia de desarrollo agrario que tendría que tener como base la defensa y tutela de la propiedad social de la tierra así como el control y manejo autogestivo de las actividades productivas, económicas, sociales, ambientales por y para los propios titulares de los derechos agrarios así como un multiplicada inversión pública para tales efectos.

En realidad se trata de propiciar el “desarrollo agrario” por la vía de la privatización, despojo y urbanización de la propiedad social de la tierra.

Conjuntamente con lo anterior y como parte de una nueva ofensiva neoliberal contra el campo, l@s campesin@s y la propiedad social de la tierra, el día de ayer Felipe Calderón envió una iniciativa de reforma de la Ley Agraria para propiciar una privatización fast track de las parcelas ejidales y acelerar la contrarreforma agraria salinista de 1992 acabando con la propiedad social de la tierra y permitiendo su reconcentración en manos privadas, en manos de capitales especulativos nacionales y trasnacionales. La defensa de las tierras que las comunidades han emprendido, es vista por el Ejecutivo como “un mercado incipiente de tierras debido a la falta de titulación de derechos de la propiedad entre ejidatarios.” A manera de amenaza, Calderón advierte en su propuesta que: “es momento de concretar los objetivos de la reforma constitucional de 1992”.

Por si esto fuera poco, el gobierno de Calderón se despide con una desgravación unilateral de cientos de fracciones arancelarias que profundizará la dependencia alimentaria y el desmantelamiento del sector agroalimentario nacional.

Para terminar, Calderón y Peña sin asumir el fracaso del modelo de libre comercio en general y del TLCAN, en particular, y sus efectos desastrosos para el sector de la agricultura y la alimentación, de manera autoritaria y subordinada a los intereses hegemónicos de Estados Unidos han encaminado a nuestro país a un nuevo TLC: el Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP por sus siglas en inglés).

Pésimo cierre para Calderón; mal comienzo para Peña Nieto.

Por lo anterior, el Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (CONOC) demanda:

1) Que el Senado de la República rechace la creación de la nueva Secretaria de “Desarrollo Agrario”, Territorial y Urbano en la Minuta de reforma de la Ley de la Administración Pública Federal aprobada por la Cámara de Diputados y llame a una consulta pública para determinar las modificaciones requeridas para un verdadera SECRETARIA DE DESARROLLO AGRARIO con base en la tutela de la propiedad social de la tierra y el pleno respeto de los derechos constitucionales de los ejidos y comunidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario