Biorreactor Johnson – Su

Por Saúl Alan Adame, Vía Orgánica

El Modelo de Biorreactor Johnson – Su, es un proceso de composteo estático y aeróbico que no genera olores desagradables. Su descomposición biológica no solo aporta nutrientes, sino una gran comunidad microbiana, especialmente hongos benéficos que son clave para la fertilidad del suelo.

 Beneficios

Este diseño de biorreactor permite:

  • Reducción en el consumo de agua hasta seis veces.
  • No requiere giro y necesita poca mano de obra.
  • Es un proceso de baja tecnología que se puede replicar fácilmente.
  • Se pueden utilizar una gran diversidad de materiales de compost.
  • Reduce el tiempo de trabajo de compostaje en un 66 por ciento.

El compost obtenido del biorreactor:

  • Aumenta el secuestro de carbono en el suelo.
  • Aumenta el rendimiento del cultivo.
  • Aumenta la disponibilidad de nutrientes en el suelo.
  • Aumenta la capacidad de retención de agua del suelo.
  • Produce compost rico en nutrientes.
  • Mejora le germinación de semillas y la tasa de crecimiento.

Materiales

  • Hojas del jardín
  • Malla Metálica
  • Tubos de PVC 12”
  • Tubin
  • Compost
  • Tarima palet 40”x48”

Elaboración

Se corta la malla metálica, se ata con alambre para formar un cilindro y que este se mantenga así para posteriormente cubrirlo con tela color negro

Dibujamos círculos sobre la tarima de madera de 12¨ de diámetro donde irán los tubos de pvc, , para posteriormente cortarlos, esto nos permitirá que los tubos se mantengan fijos y no se muevan con facilidad.

Colocamos el biorreactor en un lugar que se encuentre plano y bien nivelado, luego introducimos seis tubos de pvc perforados sobre la tarima de madera, para permitir la oxigenación del bioreactor.

 Es importante sumergir en un contenedor con agua los materiales antes de rellenar, para comenzar el proceso con la humedad necesaria. Verificando que lo tubos de pvc, permanezcan rectos.

Repetir esta operación hasta llenar el cilindro.

Finalmente se coloca un sistema de riego muy simple en forma circular para dar riegos ligeros. David Jhonson recomienda riegos de un minuto diarios. Estas condiciones de humedad y el flujo de oxigeno permitirá que los microorganismos se desarrollen felizmente.

Una vez que baja la temperatura del birreactor es importante que continúe el proceso con vermicompostaje, y para ello necesitaras agregar una porción de lombrices al birreactor.

Después de 9 meses a un año se habrán multiplicado muchos microorganismos listos para inocular y regenerar tus suelos, además se puede utilizar en suspensión para revestimiento de semillas y como extracto mezclando una parte de este abono vigorosamente en agua y luego en aspersión.

Más información https://www.youtube.com/watch?v=DxUGk161Ly8

También puedes visitarnos en Rancho Vía Orgánica y conocer los 8 biorreactores que tenemos ahí, si quieres más información contáctanos a rancho@wordpress-409503-1288516.cloudwaysapps.com.