Beneficios del té en época de crisis

Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 04 de junio del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • Durante los cierres causados por el coronavirus, el té puede ser una bebida calmante, relajante y revitalizante que une a las familias
  • Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el té es más popular que la leche, los jugos y las sodas
  • Los estudios científicos han demostrado que el té reduce o alivia la depresión sin la ayuda de medicamentos antidepresivos peligrosos y agresivos
  • La investigación ha encontrado que el té disminuye la ansiedad y mejora la cognición
  • Tomar té promueve la salud del corazón, el hígado y el cerebro mientras apoya la presión arterial, la densidad mineral ósea y el control del peso corporal

Existen muchos beneficios médicos bien documentados del consumo de té, pero durante la pandemia del coronavirus, sus beneficios psicológicos han ganado importancia. En el Reino Unido, el «té de la tarde» que se sirve en la sala familiar o el jardín y el «té con platillos fuertes» que se sirve después del trabajo, forman parte de la nación.

Pero ahora, la hora del té se ha vuelto aún más importante en el Reino Unido durante el distanciamiento social causado por el COVID-19, debido a sus propiedades reconfortantes. CNN señala que también podría estar ganando popularidad en otros lugares. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el té es más popular que la leche, los jugos y las sodas.

El consumo de té también está aumentando en los Estados Unidos y se le conoce como «quarantea». Aunque podría parecer que China o el Reino Unido son los mayores consumidores de té, Turquía es el mayor consumidor a nivel mundial, ya que las personas consumen hasta 6.96 libras al año.

Además de los países que consumen mucho té en Medio Oriente y el Reino Unido, Nueva Zelanda es el séptimo país que más consume té. ¿Por qué está bebida se ha vuelto tan popular, en especial durante el distanciamiento social causado por el COVID-19?

El té puede aliviar la depresión

La depresión es el resultado probable y comprensible entre las personas que han sido separadas de sus amigos, escuelas, trabajos, intereses y planes. Una encuesta de Gallup en 2014 encontró que el 12.4 % de las personas en los Estados Unidos que no tenían empleo habían desarrollado depresión o estaban bajo tratamiento. Cuando se alargó el desempleo a 27 semanas o más, esta cifra aumentó al 18 %.

En mayo de 2020, después de semanas de tasas muy elevadas de desempleo a causa del coronavirus, un tercio de personas en los Estados Unidos experimentó signos de ansiedad o depresión clínica, informó The New York Times. Casi la mitad expresó que el distanciamiento social estaba perjudicando su salud mental, mientras que el aumento de las llamadas al centro nacional de ayuda durante el año pasado demuestra la angustia y la desesperación de muchas personas.

Por fortuna, estudios científicos han demostrado que el té reduce o alivia la depresión sin recurrir a medicamentos antidepresivos peligrosos y agresivos. De acuerdo con The New York Times:

«El té se ha relacionado con un menor riesgo de depresión. Un metaanálisis de 2015 de 11 estudios que, involucró a casi 23 000 personas, encontró que el riesgo relativo de depresión disminuyo hasta un 37 % por cada tres tazas de té tomadas al día».

La investigación en la revista BMC Geriatric realizada en 2019 encontró lo siguiente:

«El consumo constante y frecuente de té se relacionó con menos síntomas depresivos, y dicho impacto estuvo mediado por el estado socioeconómico, las conductas saludables, la salud física, la función cognitiva y la participación social».

La investigación encontró que se observaron mayores beneficios del consumo de té en las personas mayores en China y concluyó lo siguiente:

«El consumo constante y frecuente de té podía reducir el riesgo de síntomas depresivos en las personas mayores en China. El hábito de tomar té como un estilo de vida podría ser la mejor forma en que China fomentó el envejecimiento saludable».


Mecanismos que ayudan a aliviar la depresión

¿Será que los mecanismos que alivian la depresión provienen del contenido de cafeína? Si esto fuera cierto el té ofrecería los mismos beneficios que el café y otras bebidas ricas en cafeína. Según una investigación en la revista Nutrients, los efectos en el estado de ánimo y las acciones emocionales del té provienen de otros compuestos, como:

«Tomar polifenol del té verde durante 7 días redujo la inmovilidad en una rata con depresión, lo que sugiere que este polifenol tiene efectos similares a los antidepresivos.

Los polifenoles del té verde también redujeron los niveles de corticosterona y de la hormona adrenocorticotrópica [en ratones], y de esa manera redujo las respuestas desadaptativas al estrés al inhibir el eje hipotalámico-hipofisario-suprarrenal. Es bien sabido que el estrés es uno de los factores más importantes y responsables de los trastornos depresivos».

Un estudio en la revista Pharmacological Research encontró un mecanismo similar en ratones:

«Los polifenoles del té verde redujeron la inmovilidad tanto en la [prueba de natación forzada] (FST) como en la [prueba de suspensión por la cola] (TST) pero no alteraron la actividad motora en la prueba de campo abierto, lo que sugiere que los polifenoles del té verde (GTP) tienen efectos antidepresivos, y esto no provocó cambios motores inespecíficos en ratones.

Los polifenoles del té verde también redujeron los niveles séricos de corticosterona y ACTH en ratones expuestos al FST. El presente estudio demostró que el GTP ejerce efectos similares a los antidepresivos en ratones con depresión, mientras que el mecanismo puede implicar la inhibición del eje hipotalámico-hipofisario-suprarrenal».

El té disminuye la ansiedad y mejora la cognición

El COVID-19 ha provocado que muchas personas pierdan el empleo, el ingreso, las aspiraciones profesionales y educativas y, para algunos, su hogar. No es sorprendente que muchas personas estén sufriendo efectos psicológicos negativos, como síntomas de estrés postraumático, ansiedad, confusión e ira.

Según una investigación en The Lancet en marzo de 2020, el 34 % de 2 760 dueños de caballos que fueron colocados en cuarentena por un brote de influenza equina entre el 2007 al 2008 en Australia mostró un gran nivel de angustia psicológica, en comparación con el 12 % de las personas que no fueron colocadas en cuarentena.

El té verde podría reducir tales estados psicológicos negativos como la ansiedad y mejorar la cognición. Según un metaanálisis en la revista Phytomedicine:

«Los estudios revisados presentaron evidencia de que el té verde influye en los síntomas psicopatológicos (es decir, menos ansiedad), cognición (beneficios en la memoria y la atención) y la función cerebral (mejoras en la memoria laboral que se observa en la resonancia magnética funcional).»

Los efectos cognitivos y positivos del té son muy importantes para las personas mayores, que podrían estar tanto en situaciones de distanciamiento social como en desafíos cognitivos. Aunque los efectos beneficiosos del té podrían provenir del contexto en el que se consume (preparar la infusión, usar su taza favorita y sentarse para disfrutar de un descanso), también es probable que tenga una explicación física. Según la revista Phytomedicine:

«Los efectos del té verde no son causados por un solo componente de la bebida. Esto se confirmó en el descubrimiento de que los efectos beneficiosos del té verde sobre la cognición se observan bajo la influencia de la cafeína y la l-teanina, mientras que tomar las sustancias por separado tuvo un menor impacto».

El té ofrece muchos beneficios

Incluso en condiciones estables, el té ofrece numerosos beneficios. Tampoco debe confundirse con los diferentes tipos de té.

Los tés negro, blanco, verde, oolong y pu’erh provienen de la planta Camelia sinensis y solo se diferencian en cómo se secan y preparan las hojas. En el té negro, las hojas se oxidan y las enzimas reaccionan con el oxígeno. Sin embargo, las hojas de té verde no se oxidan, sino que se cuecen al vapor y se tuestan después del secado.

Aunque el extracto de té verde le permite consumir mayores cantidades de EGCG (galato de epigalocatequina que es el compuesto de la planta) de lo que obtendría con el té, el té ofrece los siguientes beneficios:

  • Promueve la salud del corazón, el hígado y el cerebro mientras apoya la presión arterial, la densidad mineral ósea y el control del peso corporal
  • Reduce el estrés oxidativo
  • Lo ayuda a recuperarse del ejercicio, mejora la protección antioxidante y el rendimiento deportivo

Según el Journal of Indian Society of Periodontology, los beneficios del té verde podrían impactar:

La pérdida de peso: El EGCG previene la descomposición de la noradrenalina, lo que provoca un aumento en el metabolismo.
El envejecimiento: Los antioxidantes en el té verde protegen la piel contra los efectos nocivos de los radicales libres, que causan arrugas y envejecimiento de la piel.
El sistema inmunológico: Los polifenoles y los flavonoides que se encuentran en el té verde ayudan a estimular el sistema inmunológico.
La enfermedad cardiovascular: El té verde ayuda a prevenir la enfermedad del corazón y derrame cerebral.
La enfermedad hepática: Los hombres que consumen más de 10 tazas de té verde al día tienen menos probabilidades de desarrollar trastornos del hígado.
El cáncer: Se ha demostrado que EGCG inhibe la angiogénesis de las células tumorales al detener la producción de compuestos angiogénicos.
La artritis: El té verde puede ayudar a prevenir y reducir el riesgo de artritis reumatoide.
La diabetes: El té verde mejora el metabolismo de los lípidos y la glucosa, previene el aumento repentino de los niveles de azúcar en la sangre y equilibra la tasa metabólica.
La enfermedad del Alzheimer: El EGCG disminuye la producción de beta-amiloide, que es una proteína que forma las placas que obstruyen el cerebro de las personas con Alzheimer.
La enfermedad de Párkinson: Los antioxidantes en el té verde ayudan a prevenir el daño celular en el cerebro, lo que podría causar el Parkinson.
El resfriado y la gripe: El EGCG, es un poderoso antioxidante de catequina que se encuentra en los tés verdes y blancos que puede matar las bacterias y los virus.
El asma: La teofilina en el té verde relaja los músculos que sostienen los bronquios, lo que reduce la gravedad del asma.
El estrés: La L-teanina, que es un tipo de aminoácido en el té verde, puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad.
La intoxicación alimentaria: La catequina que se encuentra en el té verde puede eliminar las bacterias que causan intoxicación alimentaria y mata las toxinas producidas por esas bacterias.
El virus de inmunodeficiencia humana: El EGCG actúa como un bloque para la proteína de transporte del VIH en la célula huésped.
La caries: Los efectos del té verde evitaron la formación de caries en los hámsters, y en estudios in vivo e in vitro se observó una protección contra el ácido en el esmalte dental de los humanos.
La salud periodontal: Los efectos de la catequina en el té verde que, inhiben los patógenos periodontales, podrían ofrecer un efecto beneficioso en la salud periodontal.
La halitosis: La halitosis es causada por compuestos volátiles de azufre como H2S y CH3SH producidos en la cavidad oral. Se ha demostrado que los polifenoles del té tienen efectos antimicrobianos y desodorantes.

El té reduce la inflamación y podría combatir el cáncer

Los estudios científicos han encontrado que los ingredientes en el té pueden reducir la inflamación y la formación de placa. De acuerdo con el Harvard Heart Letter:

«‘El té es una buena fuente de compuestos conocidos como catequinas y epicatequinas, que se cree que son responsables de los efectos beneficiosos del té’, dice el Dr. Howard Sesso, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard y epidemiólogo asociado en el Hospital Brigham and Women’s.

Estos compuestos pertenecen a un grupo de químicos vegetales conocidos como flavonoides. La investigación sugiere que los flavonoides ayudan a calmar la inflamación y que, a su vez, podrían disminuir la acumulación de placa dentro de las arterias. En comparación con el té negro, el té verde tiene un poco más de estas sustancias químicas.»

El té verde también podría ayudar a combatir el cáncer de próstata, que es el segundo tipo de cáncer más diagnosticado en los hombres. En un estudio sobre el cáncer de próstata (PCa), la revista Medicine, Baltimore, escribió lo siguiente:

«Hubo una tendencia a una menor incidencia de PCa con 1 taza adicional al día de té verde. Nuestros datos demostraron que un consumo de más de 7 tazas de té verde al día redujo el riesgo de PCa, mientras que las catequinas lograron prevenir el PCa».

El té verde también podría combatir el cáncer de hígado. Un metaanálisis del 2017 en la revista Nutrition and Cancer encontró una relación significativa de dosis-respuesta entre el consumo de té verde y el riesgo de cáncer de hígado. Dicha relación aumentó con el consumo prolongado de té verde y cuando el consumo era de cuatro tazas al día. Según la revista:

«También encontramos que la incidencia de cáncer de hígado disminuyó con el consumo de té verde a lo largo de los años (trascendencia a> 20 años). Se encontró una relación dosis-respuesta importante entre el consumo de té verde y el riesgo de cáncer de hígado.

La tendencia fue más obvia cuando el consumo aumentó hasta 4 tazas al día. Los resultados demostraron que el consumo de té verde podría prevenir el cáncer de hígado».

No hay ningún antecedente de esta pandemia mundial, mientras que las personas no saben cuándo terminará y tienen miedo a contraer el virus. Nadie sabe cómo será el mundo al final de esta crisis y los gobiernos y las organizaciones de salud pública ofrecen pocas respuestas sobre el futuro. Tomar té es seguro y muy importante durante la pandemia del COVID-19, ya que es muy delicioso y tiene muchos beneficios.