¿Basura o Tesoro?

«Si yo le ofreciera un plátano magullado, probablemente no estaría interesado», dijo Jonathan Deutsch, PhD, director del Centro de la Universidad de Drexel de Hostelería y Gestión del Deporte. «Pero, ¿y si te ofreciera un poco de helado de plátano en un día de verano caliente? Apuesto a que lo iba a encontrar mucho más atractivo».

Fue esta simple observación la que inspiró un nuevo modelo para la recuperación de lo que podría ser desechado: comida y su reutilización para alimentar a personas con hambre, generar ingresos e incluso crear puestos de trabajo.

Plátano-banana

Foto: http://www.lavidalucida.com/que-pasa-en-tu-cuerpo-si-comes-banans-maduras.html

Compilado por investigadores de la Universidad de Drexel, la Universidad de Pennsylvania, el Cabrini College y la EPA, los resultados fueron publicados en Ciencias de Alimentos y Nutrición, una revista internacional sujeta a la revisión comunitaria y dedicada a los últimos avances en ciencias de la alimentación y de la nutrición. El informe también proyecta la cantidad de comida que se podría ahorrar si el programa fuera replicado a nivel nacional.

Aproximadamente un tercio de todos los alimentos del mundo se desperdicia, según el informe. En México la cifra es aún mayor con el 37% de todos los alimentos desechados.

Los supermercados, en donde los productos frescos son rutinariamente retirados de los estantes por razones estéticas, son una fuente importante de estos residuos de alimentos. Fue aquí que los investigadores decidieron centrarse en el ahorro de alimentos y canalizar este flujo de comida, en nuevas y eficientes formas, hacia los que tienen hambre.

Los estudiantes de ciencias y artes culinarias y de los alimentos de Drexel recogieron miles de libras de frutas y verduras magulladas o deformes de los supermercados de la zona y desarrollaron productos y recetas en el laboratorio de alimentos de Drexel, dirigido por estudiantes, para darles un mejor uso. Estos nuevos y más atractivos productos, podrían ser servidos o vendidos, rescatando los alimentos de ser enviados al basurero y creando un sistema alimentario más sostenible, denominado Metodología Sensible al Sistema de Alimentos (FSSM por sus siglas en inglés) por los investigadores.

Para ilustrar el modelo, Deutsch regresa al ejemplo del plátano.

«Tan pronto como las bananas están maduras, son sacadas de los estantes del supermercado, porque van a estar demasiado maduras para el momento en que el consumidor las lleve a su casa y pueden terminar tiradas en la basura», dijo.

Aunque muchos supermercados ahora donan estos alimentos excedentes para comedores o albergues, artículos como los plátanos demasiado maduros o magullados aún pueden terminan en la basura porque son poco atractivos, incluso para alguien que tiene inseguridad alimentaria.

3e8b7524d652f2a9_thumb

Foto:http://www.nwponds.com/que-hacer-con-la-fruta-magullada/

Compra sólo lo que necesites y si lo que compraste ya está muy maduro o magullado, mejor deshidrátalo, haz jugos, paletas, mermeladas, prepara recetas que lleven alimentos maduros o ven al taller de ¡No lo tires, cómetelo! y aprende nuevas formas de preparar esos alimentos que estás a punto de tirar a la basura. Te esperamos este 18 de agosto a las 4 de la tarde con Ma. de Jesús Zermeño.

Como adelanto, te dejamos una deliciosa receta.

Pastel de plátano maduro
32800dfd-9a88-4a7a-be36-33511614b3dc

Foto:http://www.playbuzz.com/ivanaromyski10/are-you-an-ace-of-cakes

Ingredientes

Para 4 personas:

  • 4 plátanos muy maduros o que vayan a estropearse
  • 200 g de harina
  • 2 cucharadas de postre de levadura
  • 40 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 70 g de azúcar en polvo
  • 25 g de nueces
  • Ralladura de naranja
  • Ralladura de limón
Preparación

  1. Se mezclan en la batidora la harina, mantequilla, huevos y azúcar hasta que quede una masa homogénea.
  2. A continuación se añade la levadura. Se cortan en rodajas los plátanos maduros, se añaden a la masa y se vuelven a mezclar en la batidora.
  3. Posteriormente se añaden las nueces y las ralladuras de limón y naranja.
  4. Una vez conseguida una textura adecuada se coloca en un molde y se mete al horno precalentado anteriormente, durante una hora a 180 grados.
  5. Por último, se espolvorea por encima azúcar glas en polvo al gusto del consumidor.
Comentario nutricional

El pastel de plátano maduro es una buena forma de hacer un postre sencillo y nutritivo y de aprovechar fruta que puede estropearse. Destaca por su alto contenido en hidratos de carbono procedentes tanto de la harina como del plátano. Al ser plátanos muy maduros, destaca su contenido en azúcares sencillos. También aporta vitaminas como el ácido fólico y la vitamina B6 y minerales como el fósforo y el magnesio.

 

Basado en el artículo de  Alex McKechnie,  Drexel University.