Alimentos Nutraceuticos y Funcionales

Un Derroche de Dinero que No Mejora La Salud

Desde margarinas amigas del corazón hasta cereales azucarados para fortalecer los huesos, algunos alimentos antes considerados infames están siendo enriquecidos con nutrientes para darles una apariencia más saludable. Y los consumidores se están tragando el anzuelo, aún cuando en muchos casos son alimentos chatarra adornados.

Un informe difundido el jueves pasado halló que aún en una economía débil, la gente paga extra por productos que creen previenen problemas de salud o suministren buenas alternativas a las gaseosas y bocadillos desprovistos de calorías. El informe procede de la firma de investigación Pricewaterhouse Coopers.

Estos productos incluyen justos y pecadores: jugos que proveen extra calcio a los niños, y también dulces disfrazados de barras de granola con tan solo una pizca de vociferados nutrientes.

La industria le llama a estos productos de «nutracéuticos» o «alimentos funcionales». Los críticos objetan que estos pueden hacer que la gente consuma ciertos nutrientes en demasía, más excesivas calorías y grasas.

Marion Nestle, científica en alimentos de la Universidad de Nueva York les llama “despistadores de calorías» “Los alimentos funcionales responden a la comercialización, no a la salud», «Hacen creer a la gente que son saludables» y con frecuencia comen más de lo prudente, agregó.

Su lista de objeciones incluye una barra de energía con cafeína y vitaminas B, comercializada como «estimulante energético» y helados de crema que engordan enriquecidos con calcio y con bacterias benéficas llamadas probióticos.

Otros expertos en nutrición se preocupan del exceso de estos ingredientes beneficiosos. Algunos sugieren que demasiadas vitaminas A, C, E y ácido fólico pueden ser riesgosas para algunas personas.

El ácido fólico, por ejemplo, es «terreno ignoto pues muchos alimentos están fortificados con él”, dijo la nutricionista Alice Lichtenstein de la Universidad Tufts. «Realmente no sabemos hasta donde podemos llegar que tan seguro sea».

Los norteamericanos tienen un gran apetito por estos productos. Los alimentos funcionales tienen ventas de más de $27 billones al año, más de un 5 por ciento del mercado de EUA según el reporte de Pricewaterhouse. Pronósticos de crecimiento para el futuro fluctúan ente el 8.5 a 20 por ciento al año, más que el 4 por ciento de la entera industria alimentaria.

La fibra para la salud digestiva, ha sido un gran suceso. En el 2007, General Mills expandió su marca Fiber One a barras con nombres y sabores atractivos Avena&Caramelo y Chocolate&Mocha. Sus ventas excedieron “100 millones el primero año”

En el 2005, la compañía agregó granos enteros a su entera línea de cereales Big G -50 a 60 marcas. Kathy Wiemer, dietista de la compañía argumenta que un cereal como Lucky Charms, hecho de avena entera y que contiene menos azúcar que la mayoría de yogurts, es una opción saludable en el desayuno.

“Existen malentendidos acerca de los alimentos que contienen azúcar”, dijo. “Nosotros sabemos que los consumidores consumen muy por debajo de las dosis diarias recomendadas” de fibras y granos enteros.

Ente las bebidas, versiones mejoradas de jugos Tropicana Pure Premium ocupan el 40 por ciento de las ventas de Tropicana y sus acciones están creciendo, dijo Dave DeCecco, a vocero de PepsiCo quien produce Tropicana. Una versión para niños contiene adicionales vitaminas A, C, D y E más acido fólico, potasio y calcio.

Coca-Cola Inc. produce un jugo de naranja Minute Maid mejorado con muchas vitaminas más zinc, y un jugo de manzana promocionado para niños con múltiples vitaminas y calcio. Kraft Foods Inc. vende una versión de las bebidas Capri Sun con vitaminas y antioxidantes agregados.

Bebidas que incluyen aguas vitaminadas y bebidas deportivas, ahora constituyen un tercio del mercado de nutraceuticos, según el reporte de Pricewaterhouse. Han ganado ahora que las ventas de las bebidas carbonatadas han decaído.

Productos lácteos, comandados por yogurts Yoplait y la línea de Dannon’s Activia contaron con cerca de $ 7 billones en ventas en el 2007, después de las bebidas, dice el reporte de Pricewaterhouse.

Sin embargo los productos que tienen más, también tienen menos, como esas “tontas bebidas azucaradas que cuestan $2 y $3 dólares la pieza con ginkgo, o cafeína,o cromo agregado, un supuesto supresor del apetito”, dijo David Schardt, nutricionista del grupo de Centro por Ciencias en Interés Publico

“Es realmente chatarra bien vestida para que luzca mejor de los que es” dijo. “Las personas se engañan al pensar que son saludables cuando no hay evidencia que los son” Estos alimentos son mas falsos que reales. Y algunos consumidores están de acuerdo.

Ahna Deverey, comprando en una tienda suburbana de Milwaukee, se rasca la cabeza ante leche con DHA/Omega 3 agregada, la etiqueta dice “ayuda a un cerebro saludable” – “Esto es demasiado” dijo “trato de evitar la mayor cantidad de aditivos como sea posible, cuando dice que es una recomendación del doctor ya es para darse cuenta que no lo necesitas”

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA siglas en Ingles) le está prestando mayor atención a las recomendaciones de salud de los alimentos funcionales». La FDA recientemente le envió una carta a General Mills diciéndoles que se está promoviendo Cheerios para una condición que le convierte en medicina, bajando el colesterol en un 4 por ciento en seis semanas. General Mills dice que está trabajando con la FDA y que la recomendación relacionada a la fibra “ha sido aprobado por la FDA por ya 12 años” y que la recomendación para el colesterol aparece en las cajas de Cheerios por más de dos años.

Científicos en nutrición dicen que esperan que la agencia sancione estas falsas recomendaciones en alimentos e ingredientes que “mejoren el sistema inmune”- un concepto vago y con ningún estudio científico que lo respalde, dijo Schardt.

Las grasas Omega-3 también están llamando la atención. Aquella que algunos estudios asocian con beneficios al corazón se deriva de fuentes marinas, como el aceite de pescado, pero muchos alimentos que contienen Omega-3 usan fuentes de plantas, dijo Lichtenstein.

La mayor preocupación es que el agregar nutrientes “les pone coronas a algunos alimentos que se consumen”, dijo. “El problema más grave que tiene EUA es la sobre nutrición o sea demasiadas calorías” dijo Lichtenstein.

Brian Wansink, un experto en el mercadeo de alimentos de la Universidad de Cornell, ve otro riesgo. “Los beneficios a la salud se dan cuando se come alimentos enteros, no un solo nutriente en ellos”, dijo

“Las personas no están entendiendo por que es que tienen que comer o no ciertos alimentos” dijo Wansink. Con los alimentos funcionales “tenemos la tendencia de ingerirlos como medicina, y así terminamos por comer demasiado de lo mismo.»

Traducido por Ana Maria Quipse del artículo de Marilynn Marchione de Prensa Asociada

1 comentario
  1. Jorge Rosario C Dice:

    Felicitaciones por enseñar y concienciar a nuestra pobre gente, que cree todo sin investigar.

    El monstruo de un sistema del mas y mas y mas acumulacion, nos llevo a la cruel matanza y explotación de nuetro hermano. La acumulacion, el ambicion, el miedo.

    Abajo el capitalismo de la bestia , arriba el socialismo de nuestros pueblos nativosl. MESOAMÉRICA REVIVE…. CARAJO…

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario