¡Agua ni maíz!

Por Ernesto Perea, Imagen Agropecuaria, 21 de mayo de 2013

En las presas del país no hay agua, las restricciones para uso agrícola son de hasta 100%/ en Sinaloa, otrora granero de México, el escenario preocupa

El problema del agua llegó, metafóricamente, hasta el cuello de los agricultores de Sinaloa. Entre heladas y sequías esa entidad enfrenta una de las más preocupantes crisis en su sector agrícola. Las compuertas de las presas –hoy al 10.9 por ciento de su capacidad– se han cerrado para uso agrícola.

El otrora granero de México ve mermada su producción y este ciclo sólo podrá abastecer 3. 8 millones de toneladas de maíz, cuando en sus mejores tiempos aportaba hasta 5.5 millones.

Para el año agrícola 2013-14 la entidad sinaloense no estará sola, ya que por lo menos una treintena de presas para riego agrícola del país tendrán restricciones superiores al 50 por ciento en el uso del recurso, en estados como Tamaulipas, Chihuahua, Michoacán o la Comarca Lagunera, si nos atenemos a reportes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

De acuerdo con los planes de riego para el año 2013-14 se sembrarán 1.8 millones de hectáreas (has) en los distritos de riego del país, cuando en el 2011-2013 la cifra fue de 2.1 millones de has, es decir casi 265 mil has menos.

En Sinaloa, importante estado agrícola agobiado en los últimos años por heladas y sequías, los distritos de riego fueron sujetos de restricciones para el uso de agua: en el caso del 074 Río Mocorito es del 85.8 por ciento; en el 063 Guasave, 76.5 por ciento; en el 075 Río Fuerte, 71.7 por ciento; en el 076 Valle del Carrizo, 75.8 por ciento; en el 010 Culiacán-Humaya, 78.5 por ciento; en el 108 Elota-Piaxtla, 71.2 por ciento y en el 109 Río San Lorenzo, 74.4 por ciento.

De igual manera, en los distritos 025 Bajo Río Bravo la restricción es del 100 por ciento y en el 026 Bajo Río San Juan del 73.8 por ciento, ambas en Tamaulipas; en el 017 Región Lagunera del 87.7 por ciento; en el 005 Delicias del 63.1 por ciento; en el 042 Buenaventura 86 por ciento y en el 089 El Carmen, 83.2, ambos distritos ubicados en Chihuahua.

Otros distritos que ejemplifican las graves restricciones de agua que enfrenta el campo mexicano, desde la zona norte hasta el centro, son el 004 Don Martín, Nuevo León con 69 por ciento; el 038 Río Mayo, Sonora con 55 por ciento; el 085 La Begoña, Guanajuato con 85.9 por ciento y el 003 Tula, Hidalgo con 61.2 por ciento.

El viernes pasado el periódico La Jornada publicó que “debido a la sequía que padece Sinaloa, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) cerró al riego agrícola las 11 presas de la entidad y dispuso que el agua se destine sólo a consumo humano”.

Ante este nada halagüeño panorama en materia hídrica, la dependencia delineó ante integrantes del Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable (CMDRS) una serie de acciones para cumplir con los volúmenes de agua autorizados, entre las que se encuentran poner en operación todos los pozos profundos y plantas de bombeo; realizar rescates de agua; captar agua de lluvia en las parcelas, distribuir el agua por tandeo y definir el momento de riego en función del contenido de agua en el suelo y de la etapa fenológica del cultivo.

También contempla sembrar cultivos y variedades de bajo consumo de agua que demanden los mercados; cultivar en zonas compactas; hacer planes de riego considerando todas las fuentes de agua y en un escenario de lluvia mínima y temperatura máxima; emitir permisos únicos de siembra congruentes con los planes de riego autorizados; bombear agua a las tomas altas de los canales; trazar y diseñar el riego por gravedad; y entregar el agua a los usuarios por volumen.

La sequía y falta de agua ahoga al país y la única esperanza de agricultores y autoridades es que un huracán genere las lluvias suficientes para paliar el problema por unos meses más.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta