8 Consejos para viajar de manera más sustentable

Por Meritxell Solé Estiu

Viajar de manera más sostenible se ha convertido en un tema cada vez más en auge en la industria del turismo en la última década. Sea como sea como lo llames – ecoturismo, turismo verde, turismo responsable, etc – incorporar prácticas sustentables ya no solamente es un tema ético o de competitividad ante el aumento de la demanda de los productos eco, sino que más bien es un tema de necesidad.

Cada vez hay más consumidores que se informan sobre los productos que compran y se aseguran que cumplan unos requisitos de sustentabilidad. Según un estudio realizado por la consultora Nielsen, el 66% de los consumidores dicen que están dispuestos a pagar más por los productos y servicios que provienen de empresas comprometidos con tener un impacto positivo sobre el medio ambiente y la sociedad.

Sin embargo, aún hay mucha gente que parece tener dificultades para entender el enfoque de » sólo toma imágenes, sólo deja huellas», y muy especialmente para encontrar formas prácticas de hacerlo. A continuación te detallamos 8 recomendaciones muy sencillas que puedes poner en práctica en tus próximas vacaciones y así viajar de forma más verde y responsable.

  1. Usa botellas reutilizables. La gran mayoría de las botellas de plástico están hechas de polietileno (PET), producido a base de petróleo. Una vez usadas, la mayor parte de estas botellas acaba en los vertederos o en el mar, donde necesita cientos de años para descomponerse. La contaminación plástica de los océanos es uno de los problemas medioambientales más graves, ya que supone un serio peligro para la fauna marina y las aves. Por tanto, usa botellas y recipientes reutilizables y las vas rellenando a lo largo de tu viaje. Tienes diversas opciones: aluminio, acero inoxidable, vidrio, etc
  2. Come local. No compres productos que vienen de lejos y han viajado cientos de kilómetros. Comer localmente es una de las mejores maneras de apoyar a una comunidad. Trate de hacer compras en los pequeños mercados de agricultores y cenar en los restaurantes con ingredientes de origen local y de temporada.
  3. Compra local. Compra recuerdos, artesanía y productos que se han producido localmente por artesanos de la región, y así contribuir al desarrollo económico y social de la comunidad local. Atente a los principios del comercio justo: cuando regatees, ten presente el concepto del salario justo.
  4. Elije actividades locales y comunitarias. Opta por atracciones, recorridos, restaurantes y negocios de propiedad local, de manera que se cree una economía local en vez de ir a las grandes cadenas y beneficiar a grandes transnacionales.
  5. Hospédate en un hotel con prácticas ecológicas: por ejemplo reciclaje, uso de energías renovables, emplean a personas de la comunidad local, etc.
  6. Reduce tu consumo.
  • Agua: un cuarto de hotel puede requerir hasta 2,500 litros de agua al día. Especifica si no deseas que se laven tus toallas y sábanas.
  • Electricidad: Apaga las luces, desconecta cargadores y aparatos que ya no requieren estar conectados, y no uses el aire acondicionado si no es necesario. Aunque la electricidad no te cueste, genera gases de efecto invernadero y contribuye al cambio climático.
  1. Recicla toda tu basura: papel, plástico, orgánicos, etc Si te hospedas en un hotel, asegúrate de preguntar sobre su programa de reciclaje. Si tu hotel no recicla, considera llevar  botellas vacías u otros artículos a casa y reciclarlos allí.
  2. Camina, renta bicicletas o toma el transporte público. Estar de vacaciones no debe ser una excusa para poner más humos de efecto invernadero en la atmósfera. Además, caminando o en bicicleta incluso podrás conocer mejor los rincones escondidos del lugar que visitas.

Thinkstock

Y tú, ¿eres un viajero responsable? ¡Compártenos tus consejos para viajar de forma más sustentable!