7 Alimentos para una Mejor Vida Sexual

Por El Dr. Mercola,  13 de febrero de 2014

Health.com enlista algunos de los ingredientes alimenticios que no sólo son considerados históricamente como afrodisíacos, sino que la ciencia moderna respalda sus beneficios:

  1. 1.  Aguacates

Los aguacates son ricos en grasas saludables para el corazón y todo lo que fortalece el corazón, ayuda a mantener la sangre fluyendo a los lugares correctos.

  1. 2.  Almendras

Las almendras son ricas en nutrientes y en minerales que son importantes para la salud sexual y reproductiva, tales como el zinc, el selenio y la vitamina E.

  1. 3.  Fresas

Las fresas son una excelente fuente de ácido fólico, una vitamina B que ayuda a prevenir defectos de nacimiento y también podría estar vinculada como un alto recuento de espermatozoides.

  1. 4.  Mariscos

Las ostras son una de las mejores fuentes de zinc y los pescados grasos como el salmón salvaje y el arenque contienen grasas omega-3 que son saludables para el corazón.

  1. 5.  Arúgula

La arúgula contiene minerales y antioxidantes que bloquean la absorción de contaminantes ambientales que se consideran como un impacto negativo a su libido.

  1. 6.  Higos

Los higos contienen fibra, que es importante para la salud del corazón.

  1. 7.  Cítricos

Cualquier fruta cítrica es rica en antioxidantes, vitamina C y ácido fólico, los cuales son esenciales para la salud reproductiva de los hombres.

Comentarios del Dr. Mercola:

Durante miles de años, la humanidad ha buscado alimentos para mejorar el deseo y desempeño sexual.

La palabra «afrodisiaco» tiene sus raíces en la mitología griega, basada en afrodita, la diosa griega del amor, quien se dice fue engendrada en una ostra encima del mar. Dado a esta dramática imagen, no es de sorprender que el bivalvo bajo el cual la diosa del amor fue engendrada sea considerado como el afrodisiaco más viejo del mundo.

Se informó que casanova consumía más de una docena de ostras al día para mantener al máximo su energía sexual.

Las ostras son ricas en zinc. El zinc es importante para la producción de esperma y testosterona, desempeñando un papel importante en la libido tanto de hombres como de mujeres. Por lo que es comprensible desde un punto de vista científico que las ostras sean un buen auxiliar para el deseo sexual.

Una variedad de productos comestibles han destacado a lo largo del tiempo como «alimentos con beneficios», incluyendo zanahorias, espárragos, anís, nuez moscada, clavo de olor, arúgula, albahaca, pimienta, mostaza, ortigas, guisantes, hinojo, pistaches e incluso los caracoles, por mencionar algunos.

Pero, ¿realmente ayudan algunos de estos alimentos?

Los Afrodisíacos del Mundo Antiguo – Algunos Son Bastante Divertidos

A pesar de miles de años de interés anecdótico y literario en los alimentos que mejoran la libido, no hay muchos estudios científicos recientes y la mayoría de los estudios hasta la fecha se enfocan en los medicamentos y hormonas, en lugar de los alimentos que tienen propiedades afrodisíacas.

A pesar de este hecho, la historia humana está llena de folklore acerca de los alimentos que pueden mejorar su vida sexual.

Primero, los afrodisíacos eran utilizados como un remedio para varias ansiedades sexuales o para aumentar la fertilidad, ya que la procreación históricamente ha tenido un importante significado moral y religioso. Uno de los puntos clave en la antigüedad era la nutrición. Los alimentos eran más difíciles de conseguir que en la actualidad y muchas veces una mala alimentación causaba una disminución de libido y fertilidad.

Pero, algunas de las primeras teorías son un poco extrañas, aunque divertidas.

En Europa, el médico romano Galen (c.129-c.200) escribió extensamente sobre los alimentos sexualmente estimulantes, llamándolos alimentos «cálidos y húmedos» y también «ventosos» o que producen flatulencia. Él pensaba que el «viento» era necesario para inflar el pene, causando una erección, así que cualquier cosa que creara flatulencia también ayudaría a parar el pene, por así decirlo.

Galen no era el único con el sexo en la mente:

  • Santo Tomás de Aquino escribió que los alimentos afrodisiacos tenían que producir una buena nutrición y un «espíritu vital», atribuyendo estos rasgos a la carne y al vino.
  • Entre el 40 y el 90 d.C., Dioscordes (considerado como el fundador de la farmacología) escribió sobre el sátiro, un tipo de orquídea silvestre que según él era un poderoso afrodisíaco.
  • Otros afirmaron que la planta silvestre llamada Stafylinos funcionaba como magia en el deseo sexual, tan popular que dio lugar a una bebida llamada la «pócima del sexo».
  • El emperador chino Huang Ti, autor del siglo tercero del manual del sexo, consumía de forma regular una mezcla de 22 hierbas con vino y se dice que fue uno de los mejores amantes de la historia.

Sin embargo, no todos los supuestos afrodisíacos eran tan esotéricos.