Tribunal Federal suspende siembra de maíz transgénico

suspensión-siembra-maíz-OMG

Por Terra, 10 de octubre de 2013

El Juzgado Federal Décimo Segundo de Distrito en Materia Civil ordenó a Sagarpa y Semarnat abstenerse de otorgar permisos para la siembra de maíz transgénico

La medida también exige prescindir de efectuar procedimientos para la liberación comercial, piloto y experimental al ambiente de maíz transgénico

El Juzgado Federal Décimo Segundo de Distrito en Materia Civil, en el Distrito Federal, emitió una medida cautelar en la que ordena a Sagarpa y Semarnat abstenerse de otorgar permisos para la siembra de maíz genéticamente modificado (OGM).

La medida también exige prescindir de efectuar procedimientos para la liberación comercial, piloto y experimental al ambiente de OGM de maíz; y suspender el otorgamiento de permisos de liberación experimental, piloto y comercial de OGM de maíz.

El juzgado tomo esta decisión basándose en el riesgo de daño inminente al medio ambiente e impide a empresas trasnacionales, como Monsanto y Pioneer, entre otras, liberar maíces transgénicos en el campo mexicano, “en tanto se resuelva el juicio de acción colectiva, explicaron los abogados de la Asociación civil ‘Colectivas’, encabezados por el Lic. René Sánchez Galindo.

Dicha acción colectiva fue presentada el pasado 5 de julio por un colectivo de organizaciones productoras, indígeneas, apicultores, ambientalistas, ciudadanos, especialistas, científicos y celebridades artísticas.

“Esta acción sintetiza lo que hemos venido demandando a lo largo quince años: la protección del maíz como el alimento básico de los mexicanos, así como la preservación de nuestro país libre de transgénicos ya que es el reservorio genético de este cereal, fundamental para la humanidad y principal cultivo mundial en la actualidad”, señaló Adelita San Vicente, representante de la Fundación Semillas de Vida A.C.

En cuanto al consumo de maíz genéticamente modificado, la Dra. Mercedes López, de Vía Orgánica, aseguró que “si se permitiera la siembra indiscriminada de maíz transgénico, todas las mexicanas y mexicanos seríamos afectados pues cada día se revelan nuevas  las investigaciones que demuestran el daño a la salud causado por los transgénicos”, sobre todo cuando el 53% de la ingesta calórica (carbohidratos) y el 22% de la proteínica de la dieta nacional provienen del consumo directo del maíz como grano nixtamalizado.

Por su parte, el Padre Miguel Concha, defensor de los derechos humanos, explicó “que la demanda colectiva también busca proteger el derecho humano de conservar, utilizar y participar de la biodiversidad de los maíces nativos, frente a la amenaza que representan los maíces transgénicos. Se trata de un derecho colectivo de la población mexicana, derecho reconocido por la Constitución, las leyes y los tratados internacionales”.